Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El coordinador en Puerto Rico de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias cuenta qué aprendieron tras el huracán María, pero admite que aún hay cabos sueltos y que "vamos a estar frágiles todavía".

La devastación que dejó el huracán María sumada a la crisis fiscal por la que atraviesa la isla hace más de una década mantienen –a un año del ciclón– a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) inmersa en tres escenarios: la respuesta, la transición “a largo plazo” hacia la recuperación y los preparativos para la presente temporada de huracanes.


💬Ver 0 comentarios