La Corporación del Proyecto ENLACE estima que unas 1,200 viviendas sufrieron daños a causa de los huracanes Irma y María. (Teresa Canino )

Residentes en las comunidades aledañas al caño Martín Peña, en San Juan, pudieran estar más cerca de reconstruir los hogares devastados por los huracanes Irma y María, hace dos años, luego que la gobernadora Wanda Vázquez Garced diera paso a una medida que permitiría el uso de fondos federales para proyectos en zonas inundables.

Vázquez firmó la semana pasada una resolución que ordena al Departamento de la Vivienda enmendar el Plan de Acción para el uso de fondos del programa de desarrollo comunitario para la recuperación de desastres (CDBG-DR, por sus siglas en inglés), de modo que las ocho comunidades alrededor del caño, conocidas como G-8, puedan ser elegibles para recibir parte de los $18,500 millones asignados a la isla en esta subvención.

El director ejecutivo de la Corporación del Proyecto ENLACE del Caño Martín Peña, Mario Núñez, indicó ayer que las residencias de unas 1,200 familias sufrieron daños tras el paso de los sistemas tropicales en 2017.

“Estimamos que podemos recibir unos $120 millones (en CDBG). Eran $60 millones para construcción de nueva vivienda para las familias que nos quedan por realojarse, que son como 500 familias. Los otros $60 millones son para infraestructura, la reconstrucción del sistema sanitario pluvial y para viviendas afectadas, para su reconstrucción y rehabilitación”, explicó Núñez.

De acuerdo con el senador Miguel Romero, autor de la resolución senatorial, el Plan de Acción actual promueve el desplazamiento de los residentes del G-8.

“Las familias tendrían que escoger entre salir de sus hogares o permanecer allí y no recibir beneficio alguno de estos fondos. Definitivamente, la firma de esta medida les hace justicia a miles de familias sanjuaneras”, expresó Romero.

Una versión anterior de esta medida fue vetada en julio por el entonces gobernador Ricardo Rosselló, quien argumentó que violentaba normativas federales.

En agosto, Vivienda sostuvo que la reparación de residencias en zonas inundables “sí es posible”, pero no la construcción de viviendas nuevas, según el Plan de Acción.

Ayer, ningún funcionario del Departamento de la Vivienda estuvo disponible para entrevista.

Núñez adelantó que esta semana enviarán una carta al secretario Fernando Gil Enseñat en busca de una reunión para discutir las posibles enmiendas al Plan de Acción.


💬Ver 0 comentarios