Varias residencias en la barriada Esperanza colapsaron tras el sismo de 5.79 que se registró esta mañana al sur de este municipio.

Residencias en el suelo, vías de tránsito bloqueadas, cientos de personas sin energía eléctrica y la posposición del inicio de clases del nuevo semestre escolar han sido parte del saldo de un temblor de magnitud 5.8 que se registró esta mañana en el sur de la isla.

El epicentro del sismo fue frente a las costas de Guánica y Guayanilla y, aunque se reportaron varios eventos, el principal se sintió a las 6:32 a.m., reportó la Red Sísmica de Puerto Rico.

“Tuvimos un evento de magnitud 5.8. Este evento viene asociado con la actividad que hemos tenido en la semana anterior, empezando el 28 de diciembre”, informó el director de la Red Sísmica, Víctor Huérfano.

“El evento de hoy, dada la magnitud y las características, por la cercanía a las costas de Guánica y Guayanilla, se sintió con una intensidad de VII en Guánica. Esto significa que tenemos daños y las autoridades de Manejo de Emergencias están trabajando con la situación”, añadió Huérfano.

El director de la Red Sísmica precisó que la zona sur fue estremecida por 10 temblores consecutivos, que se reportaron en un período de unos dos minutos.

La magnitud del sismo no provocó que se activara una alerta de tsunami para la isla. Ciudadanos reportaron que se sintió el movimiento telúrico alrededor de toda la isla.

En el municipio de Guánica, el alcalde Santos “Papichy” Seda informó que cinco residencias en la barriada Esperanza colapsaron. Estas viviendas, en su mayoría, eran de dos niveles y estaban construidas sobre pilotes, según constató este diario en un recorrido por la zona. Asimismo, el temblor provocó daños en siete residencias de Ponce, al menos tres de ellas, levantadas sobre pilotes, informó la alcaldesa de ese municipio, María “Mayita” Meléndez.

Silvestre Alicea Orta, uno de los residentes de una de las viviendas que colapsó en Guánica, relató que llevaba 30 años construyendo su vivienda.

“Estaba durmiendo cuando se cayó eso y pude salir poco a poco de ahí, de la casa”, narró Alicea Orta. “Yo estaba dentro de la residencia (cuando cayó). Como tenía todo preparado, cogí mi bultito y salí para fuera”, expresó el hombre, quien indicó que logró salir por la puerta principal y saltar una baranda de balcón para llegar a la calle.

Alicea Orta señaló que le alertaron que había preocupación con su residencia debido a que unos tanques de gas quedaron pillados bajo su casa.

Las autoridades estatales y municipales también reportaron daños en estructuras en Cabo Rojo, Guayanilla, Ponce y Lajas.

Por ejemplo, en Guayanilla también abundaron las informaciones de desprendimientos de rocas o deslizamientos cerca de carreteras y hasta uno de sus atractivos turísticos, la formación rocosa conocida como Playa Ventana, se derribó a consecuencia del fuerte movimiento telúrico.

La gobernadora Wanda Vázquez Garced anunció en conferencia de prensa que el inicio de las clases en el sistema público de enseñanza, que estaba pautado para el jueves, 9 de enero, fue pospuesto para el lunes, 13 de enero. Temprano en la mañana, el Departamento de Educación informó que se estarán evaluando las escuelas para determinar si alguna sufrió daños estructurales.

No obstante, los maestros deberán presentarse a los planteles el miércoles, 8 de enero.

A eso del mediodía, ya los alcaldes de Guánica, Yauco y Mayagüez declararon estado de emergencia en sus municipios a causa del sismo.

Esa orden de estado de emergencia nos permite identificar fondos de emergencia, enmendar el presupuesto y reajustar el presupuesto (de $69 millones) porque ahora hace falta reaccionar. Ahora el problema grave que tienen los municipios es falta de recursos”, indicó el alcalde de Mayagüez, José Guillermo Rodríguez, en entrevista con El Nuevo Día.

Por su parte, el director de generación de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Daniel Hernández, explicó que sectores de Guánica, Guayanilla y Yauco han estado horas sin electricidad debido a que unidades de la planta Costa Sur, en Guayanilla, y la cogeneratriz EcoEléctrica, en Peñuelas, salieron de servicio por la vibración que produjo el movimiento de tierra.

“Nuestro sistema lo que hizo fue autoprotegerse y se dio un relevo de carga, pero pudimos restablecer el servicio rápidamente”, estableció Hernández, quien no precisó cuántos abonados han estado sin servicio energético.


💬Ver 0 comentarios