Comienzan a distribuir estas provisiones para las víctimas del terremoto en el sur de Puerto Rico, luego de que se reveló que estaban ocultas en La Guancha desde la emergencia del huracán María.

La Guardia Nacional de Puerto Rico comenzó hoy la distribución de parte de los suministros que se encontraron almacenados en un edificio en el área de La Guancha, en Ponce, mientras miles de damnificados padecían necesidades a causa de los sismos registrados en el área suroeste del país.

El ayudante general de la Guardia Nacional, José Reyes, explicó esta tarde, minutos antes de que iniciara la operación, que hoy se entregarían suministros en los pueblos de Lajas, Mayagüez, Sabana Grande, San Germán, Adjuntas, Utuado, Peñuelas, Lares, Maricao y Yauco. Cada alcalde recibiría 12 paletas con artículos de primera necesidad.

La movilización continuará mañana, martes.

Entre el material enviado había 270 catres, 700 estufas de camping con su cilindro de gas y 400 toldos.

“Hemos coordinado con los alcaldes y su división de Manejo de Emergencias para no llevarlo de un almacén a otro almacén, sino llevarlos a la gente que los necesita, a estos refugios que están en la periferia de estos pueblos y donde se necesita esta ayuda”, señaló Reyes.

El sábado quedó al descubierto un almacén donde el Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres guardaba suministros que, a pesar de ser de necesidad urgente durante las pasadas semanas para los residentes de la zona, no fueron utilizados para atender la crisis que pasaban miles de residentes.

“Estamos distribuyendo todo lo que está aquí y para darle un ejemplo, aquí hay cajas y paletas de pampers, catres, toldos, estufas para camping con su tanque de gas. Aproximadamente, están saliendo 12 paletas totalmente equipadas a cada uno de estos municipios”, agregó.

Tras asumir el control del lugar, tal y como ordenó la gobernadora Wanda Vázquez, se inició un inventario del equipo ya almacenado, incluyendo aquel que hay que decomisar. El análisis, dijo, no ha culminado. No obstante, indicó que ya se ha coordinado con la Agencia de Servicios Generales para disponer de ese material expirado.

“Hay un proceso para decomisar esos artículos, pero hemos enfocado nuestros esfuerzos a levantar el inventario de los equipos y los artículos de primera necesidad que vamos a distribuir”, señaló.

Explicó que, para la elección de los suministros a repartir, así como la cantidad, se consideró un listado de 42 refugios administrados por los municipios y el estado entre los cuales hay 7,115 refugiados. “Lo que utilizamos fue un prorrateo matemático. Las cantidades que tenemos aquí las dividimos entre 14 y 15 municipios”, dijo.

“Vamos a llegar a esa gente, pero tiene que ser de una forma organizada. Las emergenciasse trabajan a través de los municipios por eso hemos coordinado con los municipios que han identificado dónde están estos refugios”, añadió Reyes, quien fue designado por la gobernadora para dirigir el Negociado de Manejo de Emergencias.

Ante preguntas de por qué no se estaba entregando parte de los suministros a los pueblos impactados de Ponce, Guánica y Guayanilla, Reyes señaló que en estas municipalidades la Guardia Nacional ha levantado campamentos que están debidamente abastecidos.

Durante la emergencia, la Guardia Nacional mantiene movilizados 1,207 efectivos, incluyendo 186 de la Reserva del Ejército de los Estados Unidos.

Una vez suplida la necesidad inmediata, parte de los suministros se ubicarán en otros pueblos que no fueron impactados por los recientes sismos, pero cuya ubicación resultaría estratégica de ocurrir otra emergencia. “Si surge un terremoto de 7.0 y tenemos que evacuar estos pueblos, poder tener abastecimientos en pueblos aledaños para poder apoyar a nuestra gente efectivamente”, señaló.

“Queremos ser proactivos y ponerlos en las manos de los alcaldes que son la primera línea de esfuerzo cuando hay una emergencia con nuestra gente”, señaló Reyes que rechazó que conociera de la existencia de los suministros guardados en Ponce.

“El pueblo de Puerto Rico sabe que después de María yo me retiré, así que si tú miras esos inventarios que tienen fecha del 2018, sabrás que este servidor no estaba en la Guardia Nacional ni era un documento que tenía la Guardia nacional. Estos documentos los tenía Manejo de Emergencias y este warehouse era de Manejo de Emergencias”, enfatizó.

Reyes expresó además que de los documentos a los que ha tenido acceso, al momento no se establece la procedencia de los suministros almacenados en Ponce.

Exige respuestas

En Puerto Rico, aclaró Reyes, existen siete almacenes para el manejo de emergencias. Cinco de estos almacenes están bajo la custodia de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA). Mientras, los otros dos, en Guaynabo y Ponce, están bajo control del Negociado para el Manejo de Emergencias.

Sostuvo que simultáneamente se está haciendo un inventario del almacén de Guaynabo. Aunque, aclaró, que tras una inspección inicial en el lugar había, mayormente, equipo que utiliza la agencia estatal para sus labores de búsqueda y rescate. “Pero que no le quepa la menor duda al pueblo de Puerto Rico que todos los artículos de primera necesidad que están allí, se están contabilizando, paletizando y lo vamos a distribuir entre hoy las próximas 48 horas”, aseveró.

La gobernadora ordenó una investigación tras lo ocurrido, la cual está liderando el director del negociado de Investigaciones Especiales (NIE), el licenciado Héctor López.

Reyes indicó que, además, le solicitó a cada jefe de agencia un inventario del equipo bajo su control, el costo en el que incurren, si alguno, para mantener ese inventario y si media algún tipo de contrato a tales efectos. “Si no tienen inventario me someten una certificación que así lo confirme…y lleva la firma del jefe de agencia”, dijo.

El documento tiene que ser entregado hoy, lunes, antes de las 5:00 p.m.

“Es una situación crítica (lo que estamos viviendo). Hay gente allá afuera que necesita artículos de primera necesidad”, sostuvo el ayudante general.


💬Ver 0 comentarios