El presidente de la Junta desupervisión Fiscal, José Carrión, y la directora ejecutiva Natalie Jaresko. (GFR Media)

La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) reiteró que su intención es atender la solicitud de reasignación y aumento de presupuesto al Departamento de Educación (DE), en respuesta al alegado déficit que -según la agencia- mantiene en jaque los servicios del Programa Educación Especial.

Sin embargo, el ente federal fue enfático al señalar que, la reducción en la asignación específica para esos servicios, fue una decisión tomada por Educación y la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP). Asimismo, sostuvo que la reducción en Educación Especial no fue prevista por el Presupuesto Certificado y que la reasignación depende de que ambas entidades gubernamentales identifiquen los fondos. 

Educación solicitó a la Junta que reasigne a la agencia $81 millones que equivalen a un alegado sobrante en el presupuesto del año fiscal anterior, pero el ente federal detalló que Educación aumentó las partidas para ciertos servicios durante el año fiscal 2020, y redujo otras, como Educación Especial. 

"Es difícil entender cómo los programas relacionados con la administración (Programa Administrativo y Servicios Auxiliares y Programa de Asistencia Técnica), por ejemplo, han aumentado en costo, dados los cierres de escuelas anteriores que deberían haber reducido los gastos generales y los costos administrativos generales según el Plan Fiscal Certificado y Presupuesto certificado", indicó la directora ejecutiva de la Junta, Natalie Jaresko, en una carta con fecha de ayer, dirigida al secretario del DE, Eligio Hernández.

"Como se discutió en nuestra reunión celebrada en el Departamento de Educación el miércoles 25 de septiembre de 2019, hemos acordado revisar la solicitud de reasignación de presupuesto y aumento de presupuesto si la agencia, con la ayuda de OMB (Gerencia y Presupuesto), identifica una fuente de fondos apropiada", manifestó la Junta. 

El secretario asociado de Educación Especial, Eliezer Ramos Parés, señaló ese día que, previamente se habían llevado a cabo reuniones con personal de la OGP y de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes para identificar el dinero que se requiere, y que había entregado a la Junta información para justificar la petición de dinero, añadió el funcionario.

"Lamentablemente, la solicitud que se envió a la Junta de Supervisión incluía un uso inaceptable de los Fondos Generales del año anterior. Hemos estado haciendo un seguimiento con el Departamento de Educación pero aún no hemos recibido una solicitud revisada", respondió Jaresko en la carta.

En agosto, el funcionario alertó que la Secretaría Asociada de Educación Especial recibió un recorte de $100 millones en su presupuesto, al compararlo con la cantidad de dinero asignado el pasado año fiscal. El presupuesto actual asciende a $247 millones.

Ante esto, Ramos Parés solicitó una asignación de $123 millones adicionales. El Senado aprobó una resolución para asignar esos fondos el mes pasado. No obstante, la directora ejecutiva de la JSF señaló que dicha reasignación de fondos es inconsistente con el plan fiscal certificado y violenta disposiciones de la ley federal Promesa.

Carta de la Junta de Supervisión Fiscal by El Nuevo Día on Scribd


💬Ver 0 comentarios