Hannah Strange, portavoz de Greenpeace, dijo que la L:ey Jones les ha causado problemas a la hora de transportar suministros de emergencia a Puerto Rico. (semisquare-x3)
Hannah Strange, portavoz de Greenpeace, dijo que la L:ey Jones les ha causado problemas a la hora de transportar suministros de emergencia a Puerto Rico. (Teresa Canino)

El emblemático barco de la organización Greenpeace llegó hoy, lunes, por primera vez a San Juan con una brigada de activistas de justicia ambiental y económica para ayudar en iniciativas de recuperación bajo la campaña #OurPowerPR.

Con su visita, Greenpace y la organización Alianza de Justicia Climática, así como otras entidades, también denunciaron las limitaciones que representa la Ley Jones para Puerto Rico, al obligar que todas las importaciones desde Estados Unidos se hagan en barcos de bandera estadounidense.

Los activistas señalaron que tienen cuatro contenedores con suministros y otros artículos para Puerto Rico, pero que no pudieron traerlos desde Miami porque el barco Artic Sunrise de Greenpeace es de bandera holandesa.

“Nos enteramos que no podíamos cuando íbamos a traer los contenedores. Fue increíblemente frustrante”, aseguró Hannah Strange, portavoz de Greenpeace.

“Es un ejemplo de lo que representa la Ley Jones para Puerto Rico y ya estuviera esta ayuda aquí. Ahora habrá que esperar unas semanas, pero llegará. Sí pudo venir la brigada, que será la primera de varias que estarán viniendo en los próximos meses”, agregó.

Con la ayuda de varias organizaciones, los contenedores fueron llenados con suministros, y materiales sustentables, tales como baterías solares, filtros de agua potable, herramientas agrícolas y bicicletas.

Los materiales y la ayuda de las brigadas irán dirigidas a comunidades y agricultores que participan de redes de agroecologistas, muchos de los cuales participan de redes de solidaridad que coordina hace 28 años la organización Boricuá.

Su portavoz, Jesús Vázquez, indicó que ayudarán a los grupos de agroecologístas locales que han estado organizando brigadas a nivel de la Isla para ayudar en la limpieza y remoción de escombros, así como a levantar infraestructura y siembra en las fincas de sus integrantes.

“Ya teníamos tejida esas redes de agricultores y hemos trabajado ya en muchos pueblos, pero ahora con la alianza vienen a apoyar con equipo, herramientas, a diferentes colectivos”, dijo Vázquez.

Asimismo, llamaron la atención sobre la necesidad de levantar la agricultura con prácticas sustentables y más resistentes a fenómenos atmosféricos de manera que se atienda la vulnerabilidad aliementaria de Puerto Rico.

Tamara Rodríguez, de la organización Departamento de la Comida, calculó que tras el huracán María solamente se está produciendo en Puerto Rico el 2% de lo que se consume en la Isla.

Llegó a ese estimado por la información de que antes del huracán en Puerto Rico solo se producía el 15% de lo que se consume y que el ciclón destrozó el 80% de la agricultura del país.

“Eso no puede ser. Si estamos importando el 97% de nuestra comida y por la Ley Jones estamos pagando un 15% a un 20% más por esa comida, no va a manera de recuperarnos de este huracán ni de los que vienen”, afirmó.


💬Ver 0 comentarios