(semisquare-x3)
El Colectivo “Somos más que 100x35” había anticipado hace una semana que realizaría el 4 de junio una vigilia en el Pabellón de la Paz, en el Parque Luis Muñoz Rivera y hoy caminarían hasta el Capitolio. (Gerald López Cepero)

Un grupo de los manifestantes caminó hoy desde el Pabellón de la Paz hasta el Capitolio para hacer sentir su reclamo en favor de un mejor sistema de transportación de lanchas para Vieques y Culebras.

Temprano en la mañana el grupo cerró el acceso en las tres entradas de La Fortaleza, lo que provocó la movilización de decenas de efectivos de la Policía a la mansión ejecutiva.

“Esta es la metáfora. Esto es lo que sienten los viequenses y los culebrenses sin servicio de transportación, gritaba una de las jóvenes manifestantes que no fue identificada mientras una hilera de policías bloqueaba el acceso a La Fortaleza por el portón #10, que es por donde, de ordinario, salen y entran los vehículos que transportan al gobernador Ricardo Rosselló Nevares y a la primera dama Beatriz Rosselló.

La situación era parecida en el portón principal, ubicado en la calle Fortaleza. Allí los manifestantes permanecían sentados sobre los adoquines sin gritar consignas a los oficiales.  Mientras que en el portón La Fortaleza que está en la calle St. Clair tampoco hay acceso peatonal o vehicular.

Aunque no hubo arrestados, sí la Policía removió por la fuerza a cinco de las manifestantes que se sentaron a pasos del portón #10. Un oficial de apellido Zayas advirtió a las manifestantes que despejaran el área o serían removidas. Las manifestantes se mantuvieron exigiendo que se les diera buen servicio de transporte marítimo, servicios de salud dignos así como seguridad.

“No hubo mucha cooperación en el sentido de bloquear el acceso a empleados de Fortaleza que venían a trabajar en vez de un área delimitada que siempre está disponible para hacer las manifestaciones”, reaccionó el secretario de la Gobernación, Ricardo Llerandi.

“Sé que desde tempranas horas en la mañana se les estaba exhortando que dejaran una de las entradas a Fortaleza disponible para transitar”, agregó no sin antes indicar que los manifestantes se reunieron con la directora de la Autoridad de Transporte Marítimo, Mara Pérez.

Reconoció que el problema con el transporte marítimo a las islas municipio es “histórico”, pero insistió en que la creación de una alianza público privada será “la solución permanente para el problema del transporte colectivo a Vieques y Culebra”.

Algunos de los turistas internacionales y nacionales se detenían para preguntar por qué no podían pasar por las áreas turísticas que circundan la mansión ejecutiva.

El Colectivo “Somos más que 100x35” anticipó hace una semana que realizaría el 4 de junio una vigilia en el Pabellón de la Paz, en el Parque Luis Muñoz Rivera y hoy caminarían hasta el Capitolio. Habían dejado claro que no descartaban moverse hasta La Fortaleza.

El grupo exige que se ponga punto final a los problemas con el transporte marítimo para Vieques y Culebra, un asunto vetusto y que actualmente el gobierno piensa resolverlo con la creación de una alianza público privada.

Los viequenses y culebrenses también reclaman que se les dé participación en la toma de decisiones que  les impacta de manera directa.

Cerca del mediodía, la manifestación llegó frente al Capitolio.

Al leer una serie de reclamos en la llamada Plaza de la Libertad, clamaron por un protocolo de abordaje claro para las lanchas, que se cumplan con horarios fijos de los viajes tanto para los de pasajeros como los de carga, la disponibilidad de embarcaciones con una capacidad adecuada de pasajeros, un mejor trato de los empleados de la ATM y facilitar el proceso de comprar de boletos.

“Las lanchas son nuestras carreteras, si no tenemos lanchas no tenemos comida, no tenemos medicinas, nuestros pacientes enfermos tienen que abandonar la isla y tenemos pacientes operados en el muelle esperando por transportación. Salimos de Vieques y no sabemos cuándo regresamos”, dijo a El Nuevo Día Kiani Meléndez, residente de Vieques y empleada de un hotel.

“Los estudiantes pasan mil vicisitudes para realizar sus estudios”, agregó.

Erika Boulogne, también de Vieques, fue una de las portavoces que agarró el micrófono para dirigirse al público.

“Todo el día estamos en el terminal en condiciones poco aceptables, por no decir nada aceptable para ningún ser humano”, dijo al referirse al terminal de la ATM en Ceiba. “Hay cero información sobre cuando no hay embarcación, cuando vienen tarde, nunca se nos informan, no se nos deja saber. Estamos secuestrados en Vieques y en Ceiba también” al señalar que la ATM no cumple con un horario fijo de viajes.

“No hay consideración, no hay un trato humano”, insistió al criticar la contratación de la empresa Puerto Rico Fast Ferries, a un costo de $15.7 millones, para tener lanchas adicionales para los viajes entre la isla grande, Vieques y Culebra.

“Es una empresa privada que no cumplió con su propósito de ayudar y servir a nuestro pueblo”, dijo. “No estamos mendingando nada, es una exigencia, estamos exigiendo que se nos respete y se nos trate como ciudadanos puertorriqueños que somos. Cuando el gobernador y los legisladores entiendan el vía crucis que pasamos nosotros, entonces entenderán por qué nos tiramos en la calle bajo este sol”.

Doly Camareno, activista comunitaria del barrio Flamenco, en Culebra, dijo que el problema de la transportación crea mucha ansiedad entre los residentes de las islas municipios, pero advirtió que la lucha no se puede convertir en una entre viequenses y culebrenses.

“Este reclamo lo estamos haciendo desde el 2012, que vinimos aquí (al Capitolio) por primera vez. Somos dos islas olvidadas por el gobierno, que no tiene interés en ayudarnos, es histórico”, dijo la mujer. “Nos hemos convertido en un producto turístico donde no se toma en consideración las necesidades de los residentes ni de los estudiantes”.

Camareno se mudó a la Culebra en 1972, a los 22 años, cuando arreciaba la lucha por sacar a la Marina de la isla.

Sólo dos legisladores mostraron solidaridad con el grupo marchante: los independentistas Denis Márquez y Juan Dalmau.

“Están exigiendo un derecho a tener acceso a servicios médicos, acceso a educación para los que estudian en la isla grande y acceso a los suministros.  Es un reclamo cíclico, pero es hora de que el gobierno responda”, dijo.

“Hay que hacer una inversión económica en lo que son las prioridades, no en estatuas de gallos”.

Edna Guadalupe, portavoz de grupo manifestante, dijo que un representante del presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, les invitó a reunirse, pero decidieron declinar.

El distrito representantivo de Méndez incluye a Vieques y a Culebra.

“Hoy no hay reuniones. Reuniones ha habido todo el tiempo y promesas vacías, diciendo que esto se arregla la semana que viene o en junio… es improvisación tras improvisación. Cuando tengan algo para ofrecernos que nos llamen”, dijo.


💬Ver 0 comentarios