En Santa Isabel los ciudadanos optaron por salir de sus casas y ubicarse en los estacionamientos. (GFR Media)

Los municipios de Hormigueros, Cabo Rojo y de Santa Isabel, hasta el momento, no tuvieron daños aunque los residentes permanecen muy nerviosos luego de los temblores reportados desde esta madrugada, indicaron los alcaldes.

“Hasta el momento, no tenemos daños significativos a estructuras del gobierno o privadas”, dijo el alcalde de Hormigueros, Pedro García contactado por El Nuevo Día.

El alcalde de Hormigueros permanece reunido con su equipo de trabajo en el Centro de Operaciones de Emergencia municipal “evaluando los incidentes del día y en alerta permanente”.

Entretanto, el alcalde de Santa Isabel, Enrique Questell, dijo que aunque no se ha reportado ningún incidente en su pueblo, la gente “permanece en la calle y todo mi personal está en la calle”.

Questell precisó que al sentirse los temblores, los santaisabelinos optaron por salir de sus casas y ubicarse en los estacionamientos de los centros comerciales. Dijo que las áreas desalojadas de inmediato por los mismos residentes fueron las costeras como Playita Cortita y barrio Playa.

El alcalde de Cabo Rojo, Roberto Ramírez, indicó que se encuentran alerta, pero sin daños mayores.

“No tenemos ninguna situación de daño mayor, de casas derrumbadas. Sí tenemos llamadas de gente con casas agrietadas. La gente se movió con la advertencia de tsunami a los lugares de asamblea en la PR-100 y al centro urbano. Estamos trabajando el asunto. Estamos activados y verificando”, afirmó el alcalde.

En la madrugada un sismo de magnitud de 6.4 sacudió toda la isla. Posteriormente hubo otro temblor de una magnitud de 6.0.


💬Ver 0 comentarios