Shariana Ferrer-Núñez caracterizó la reapertura como apresurada cuando no se han hecho pruebas suficientes para poder establecer si, en efecto, se está controlando el ritmo de contagio y tampoco se han establecido protocolos efectivos para el rastreo. (Su

La Colectiva Feminista en Construcción y la organización Comedores Sociales de Puerto Rico, junto a otras entidades, exigieron esta mañana a la gobernadora Wanda Vázquez Garced que cumpla con una serie de requisitos ante la anunciada reapertura del comercio a gran escala el próximo martes.

A su vez, denunciaron que la apertura programada para la semana próxima responde a los intereses de las empresas y no en el mejor bienestar del pueblo.

Los cinco requisitos que presentaron en conferencia de prensa fueron la expansión y aprobación rápida del Programa de Asistencia Nutricional (PAN), la apertura de los comedores escolares y la congelación de los precios de alimentos; el rastreo efectivo de contactos y realización de pruebas de forma masiva y el pago de compensación de riesgo para empleados de servicios esenciales de un 50% de su sueldo mensual, proveerles equipo protector y realizar inspecciones a todo lugar de trabajo que sea reactivado.

Exigieron, además, extender la paralización de todo caso de desahucio en los tribunales hasta seis meses luego de que se levante el toque de queda; que se brinde asistencia para renta a familias de ingresos limitados; implementar transparencia y comunicación efectiva con la población sobre las incidencias del virus y una campaña educativa masiva.

“De no cumplirse con estas garantías, que son mínimas, estaremos movilizándonos, organizándonos y haciendo lo que se tenga que hacer. Nadie debe arriesgar su vida por $7.25, mucho menos por $2.13 la hora.”, puntualizó Shariana Ferrer-Núñez de la Colectiva Feminista en Construcción.

La gobernadora dice que la curva se aplanó, (pero) sin (ofrecer) datos, ni rastreo, ni pruebas masivas. Dice que se aplanó cuando sabemos que cada día se registran cientos de casos y conocemos que hay gente muriendo. Contra toda ciencia y prudencia, la gobernadora ha decidido ceder a las presiones del sector capital, que pretende sacrificar a las personas trabajadoras y pobres para seguir acumulando capital, aunque eso suponga para ellos el contagio o la muerte. Mientras tanto, ignora las necesidades que aun permean en el país, y se resiste a tomar medidas para atajar el hambre, la vivienda y la seguridad de las personas que aquí vivimos”, agrego Ferrer.

Ferrer-Núñez caracterizó la reapertura como apresurada cuando no se han hecho pruebas suficientes para poder establecer si, en efecto, se está controlando el ritmo de contagio y tampoco se han establecido protocolos efectivos para el rastreo. Acusó también al gobierno de ser irresponsable al "lanzar a la gente a una normalidad ilusa, porque no se han atendido las necesidades del país".

Por su parte, Giovanni Roberto Cáez, portavoz de Comedores Sociales de Puerto Rico, resaltó que a medida que pasan las semanas más gente sin comida o con muy pocos recursos llama para solicitar Compras Solidarias. Durante la pasada semana la organización distribuyó alimentos a sobre 3,000 personas.

“La necesidad es demasiada y las respuestas muy pocas por parte de las agencias del gobierno. El gobierno podría abrir todos los comedores escolares para atender a la población que sigue en hambre, podría regular los precios de los alimentos y definitivamente podría asegurarle alimentos a la población mediante el programa del PAN, pero prefieren que el pueblo pase hambre para así justificar su llamada reapertura económica” denunció Roberto Cáez.

El colectivo anunció una actividad pautada para el 25 de mayo conocida como "Brigadas por la Vida".

"Estaremos atendiendo el hambre, labor que le toca al estado, pero también porque con nuestra acción pretendemos hacer un llamado a las personas, a que ante esta coyuntura en que los pobres estamos aun más expuestos a la muerte, nos unamos para defender la vida, en contra de los intereses que pretenden atentar contra ella”, añadió Roberto Cáez al indicar que estos esfuerzos de repartición de comida se harán en diferentes puntos de la isla.

Durante las "Brigadas por la Vida" se servirán desayunos y almuerzos, y se distribuirán compras y otros materiales, de acuerdo con las posibilidades de cada colectivo.


💬Ver 0 comentarios