"¡Esta crisis fue creada por la gente adinerada!", gritaban en el Viejo San Juan, al manifestarse contra la Junta Fiscal y su plan para recortar las pensiones de los jubilados.

Cerca de un centenar de personas protestaron esta tarde frente a La Fortaleza exigiendo una postura clara a la gobernadora Wanda Vázquez Garced sobre la propuesta de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) de recortar las pensiones de los jubilados del servicio público.

Los manifestantes iban en representación de once uniones y organizaciones profesionales cuyos miembros resultarían directamente afectados por la reducción en las pensiones.

Sonia Palacios, de la Campaña Construyamos otro Acuerdo, indicó que con la manifestación buscan llamar la atención sobre el tema y pedirle a la gobernadora que escuche sus reclamos para que las pensiones en el servicio público no sufran nuevos recortes

“Hemos solicitado audiencia para plantearle (a Vázquez Garced) que no estamos a favor del recorte en las pensiones. No nos da alegría que la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) y el COR (Comité Oficial de Retirados) llegaron al acuerdo de que la reducción será de un 8.5%. Eso es una atrocidad. Es un atropello y una confiscación del dinero que nos ganamos”, dijo Palacios al recordar que los jubilados aportaron a sus retiros con una porción sustancial de sus ingresos quincenales.  

Eva Ayala, del sindicato Educamos y del Frente en Defensa de las Pensiones, por su parte, exigió una postura clara de Vázquez Garced, quien llegó a la gobernación por disposición constitucional tras la renuncia del ahora exmandatario Ricardo Rosselló Nevares y la inconstitucional y brevísima gobernación del ex comisionado residente, Pedro Pierluisi. 

“La hemos notado vaga en sus expresiones. Nos preocupa que no haya hecho una expresión clara y se esté reuniendo con la JSF. Estamos reclamando que si la gobernadora es diferente, que nos de espacio para demostrarle que sería una injusticia enorme que nos quieten nuestras pensiones”, sostuvo Ayala.

La manifestación ocurre en momentos en que la nueva gobernadora Wanda Vázquez no ha expresado una postura detallada sobre el futuro de las pensiones de los jubilados del servicio público. La gobernadora ha mencionado reiteradamente que se opone a cualquier alteración de las pensiones, pero no ha dicho cómo presionará para que esas mermas en los ingresos de los retirados no se materialicen.

Originalmente, la Junta de Supervisión Fiscal había planteado imponer una reducción de 10% en la nómina de los retirados del servicio público. Esta reducción no sería igual para todos, sino que afectaría en mayor magnitud a los que generaban muchos ingresos de retiro y excluía a aquellos con ingresos menores a los $1,000 mensuales.

Posteriormente, el organismo fiscal llegó a un acuerdo con el Comité Oficial de Retirados, organización creada como parte del proceso de quiebra, que implicaba una reducción menos onerosa para los jubilados. Por ejemplo, se excluyen de los recortes a los jubilados con ingresos menores a los $1,200 mensuales y la reducción máxima a un jubilado de 8.5%, en lugar del 25% que promovía la JSF.

Este acuerdo es tentativo puesto que todavía no ha sido avalado en los procesos de bancarrota del gobierno de Puerto Rico que preside la jueza federal Laura Taylor Swain. Se supone que el contenido del acuerdo sea incluido en el Plan de Ajuste de Deudas que está por presentar la JSF en la corte federal.

El presidente de la JSF, José B. Carrión, en el pasado ha justificado el recorte en las pensiones como un asunto doloroso pero necesario en el proceso de renegociar la deuda del gobierno.

Entre las organizaciones que protestaron ayer estaba la Campaña Construyamos otro Acuerdo, el Frente de Pensionados y Jubilados de Puerto Rico, la Federación de Maestros, los sindicatos Educamos y Únete y la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego.


💬Ver 0 comentarios