Se informó que las mascarillas son desechables con tres capas. (AP)

Meili Deng, una profesora de mandarín que vive en San Juan, se encontró la semana pasada con su niña enferma y para prevenirla de cualquier otro contagio, decidió ponerle una mascarilla, pero no encontró. Entonces decidió ordenar una caja, de las que compartirá gratis 2,500 con personas que tengan 65 años o más.

Las mascarillas desechables las ordenó a través de una amiga en una fábrica en China y deben estar llegando a Puerto Rico esta semana. Serán repartidas el sábado en el Instituto de Mandarín: El futuro, que ubica en el 137 de la avenida De Diego, en San Francisco.

“Las personas que viene a buscar que se mantenga en el carro. Van a abrir dos portones. Entrar por la izquierda y sale por el derecho. Nos muestra su ID por el cristal de la ventana, y abre un poco para recibir las mascarillas”, explicó Deng, quien dijo que también pueden repartir algunas a personas que tengan una condición médica que los torne vulnerables, pero la persona lo debe comprobar con una certificación médica.

Deng reside en Puerto Rico desde hace 10 años y enseña el idioma mandarín en este instituto.

“Son mascarillas desechables de tres capas”, indicó la profesora. “Al principio iba a comprar 500 para nosotros nada más, pero después veo que el costo del envío es tan caro no importa si envían poquitito o mucho. Como la diferencia (en precio) no es tan grande, pedí un paquete grande”, agregó.

Si desea tener alguna información adicional puede comunicarse con el Instituto. También tiene una página en Facebook.


💬Ver 0 comentarios