La jueza presidenta del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Maite Oronoz, anticipó que se espera la apertura de una nueva sala especializada en violencia de género para el 2020. (Suministrada)

Una mujer es asesinada cada ocho días por su pareja o expareja, en Puerto Rico, destacó hoy, martes, la jueza presidenta del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Maite D. Oronoz, durante un conversatorio.

En lo que va del año nueve féminas han muerto en medio de incidentes de violencia de género.

“Los datos de violencia son, francamente, escalofriantes”, reconoció la jueza presidenta frente a un grupo de estudiantes de la Escuela de Derecho de la Pontificia Universidad Católica en donde abordó estos datos, así como la respuesta de la Rama Judicial ante esta problemática.

A estas muertes que recoge oficialmente la Policía de Puerto Rico se suman miles de casos de maltrato, algunos denunciados, pero otros condenados al silencio y al miedo, según la jueza presidenta.

“La violencia de género…es sin duda una de las expresiones más brutales de la desigualdad. Pone de manifiesto la complejidad de las relaciones de poder que existen y persisten entre hombres y mujeres”, señaló Oronoz.

La jueza presidenta conversó hoy, martes, por más de una hora con un grupo de jóvenes estudiantes de derecho ávidos en no sólo conocer sobre la problemática y que está haciendo la Rama Judicial para atenderla, sino en entender cómo pueden ser parte de la solución.

En el encuentro Oronoz anunció la apertura este próximo 6 de noviembre de una nueva Sala Especializada de Violencia Doméstica en la región judicial de Ponce. Con la inauguración de este espacio, serán ocho las regiones participantes del programa que comenzó a operar en el 2007: Arecibo, Bayamón, Caguas, Carolina, Fajardo, San Juan y Utuado.

Mientras, las regiones de Aguadilla y Guayama cuentan con proyectos de especialización de servicios en casos de violencia doméstica. “Esto significa que cerca del 74% de la población de Puerto Rico tiene acceso a los servicios y a la atención especializada de los casos de violencia doméstica en los tribunales”, señaló Oronoz. 

Para el 2020, adelantó, confían abrir una novena sala especializada en Humacao.

La región con mayor número de solicitudes de órdenes de protección, según datos del 2018, es Bayamón, donde se reportaron 2,014, seguido por San Juan con 1,812 y Ponce con 1,105.

Durante el intercambio, Oronoz enfatizó en la necesidad en que haya una intervención social cuyo eje central sea la educación desde edades primarias para construir el camino a la erradicación de la violencia de género. Requiere,además, una intervención multidimensional a través de la cual todos los sectores procuren el fin del discrimen como origen de la violencia. 

“Estoy absolutamente convencida que para alcanzar la igualdad y cumplir con el mandato constitucional de que todos y todas somos iguales ante la ley, hay que cambiar la forma en cómo educamos a nuestros niños y niñas. Esto incluye cambiar la visión machista a partir de la cual le educamos en base a estereotipos y roles”, enfatizó la madre de un niño y una niña.

Oronoz dijo que recientemente abordó el tema de la importancia de la transformación educativa con la gobernadora Wanda Vázquez y la contestación de ésta fue de “apertura”.

“Yo creo que como mujer que fue fiscal y que se especializó en temas de violencia de género…tiene una oportunidad invaluable para hacer un cambio…la respuesta que dio me pareció que fue una de apertura a ese tema”, expresó Oronoz.   

A los futuros abogados y abogadas los llamó a asumir un rol protagónico desde sus trincheras. A buscar qué medidas legislativas han sido radicadas y aprobadas, cuáles son las poblaciones más vulnerables y si ya existen las leyes que protejan a esos sectores y qué política pública está implementando el Poder Ejecutivo.

“Ustedes como estudiantes tienen tanto o más poder del que ustedes piensan que tienen, ustedes conocen el derecho…son inteligentes y entienden las sutilezas sociales y los problemas que estamos enfrentando, pues actívense, involúcrense, participen del establecimiento de política pública”, puntualizó. 

“Los invito a educar para evitar los pánicos infundados e irrazonables que provocan las frases como, ‘educación con perspectiva de género’…estoy segura que es factible cambiar la cultura para procurar un Puerto Rico más justo, equitativo y libre de violencia de género desde la educación”, subrayó Oronoz.


💬Ver 0 comentarios