Brigadas de la compañía B&B llegaron a la comunidad rural El Progreso en Coamo. (horizontal-x3)
Brigadas de la compañía B&B llegaron a la comunidad rural El Progreso en Coamo. (GFR Media)

El sacrificio rindió frutos. Días después de que vecinos del sector El Progreso en Coamo terminaran de instalar ellos mismos los postes afectados por el huracán María, comenzaron a llegar brigadas de una compañía estadounidense de electricidad para completar los trabajos.

Los residentes de la comunidad rural, ubicada a más de media hora del casco urbano de Coamo, temían que tuvieran que esperar hasta verano para ver algún trabajo en la infraestructura eléctrica de su área.

Así que se organizaron, buscaron los postes, algunos entendidos en el tema y la orientación necesaria, para terminar instalando 17 postes, así como la limpieza de acceso a todos. 

De esta manera, a las autoridades solamente les dejaron la labor técnica, cruzando los dedos para que no tardaran mucho en llegar. Entonces, aparecieron de la empresa privada B&B.

El viernes llegaron”, relató Junio Matos, vecino del sector. “Pensaba que venían a ver solamente, a las 4:00 p.m., pero rápido empezaron a enderezar crucetas y dejar cosas listas para el otro día. Volvieron ‘full’ el sábado y siguieron hoy domingo, con todo y lluvia”.

Previamente, según Matos, personal de esa compañía y un ingeniero de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) habían pasado a ver sus trabajos y les habían marcado hasta dónde ellos querían que enterraran los postes, además de otras especificaciones.

Ahora, cuando vinieron a ver, se fueron sin decir nada. Así que entendimos que todo estaba bien y han seguido trabajando, poniendo cables en los postes que nosotros pusimos”, comentó Matos.

Todavía no les han ofrecido un estimado de cuándo podrían energizar el sector, pues les han adelantado que están cortos de transformadores.

Sin embargo, la meta parece más cerca que antes, gracias al trabajo que pasaron durante casi cinco semanas, por lo que sienten que el sacrificio valió la pena.

Mientras tanto, un grupo de voluntarios liderado por un empleado retirado de la AEE ha estado reparando las tomas de los postes a las casas con materiales donados por los mismos vecinos.

La unión de la gente ha sido increíble. Es una cosa que nunca se había visto. Todo el mundo ha aportado de alguna forma”, expresó Matos.


💬Ver 0 comentarios