Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Luego del proceso de germinación en cajas, los árboles son trasplantados en bolsas y tiestos. (André Kang)

En respuesta al daño causado por el huracán María, la organización sin fines de lucro Para la Naturaleza creó un programa de recuperación ecológica, cuya meta es la siembra de 750,000 árboles en siete años.

El programa Hábitat dará prioridad a especies de árboles nativos, endémicos, raros y en peligro de extinción, que se sembrarán en áreas naturales protegidas y bosques, pero también en contextos urbanos y costeros.

Además, se sembrarán árboles frutales, aunque no sean nativos o endémicos, ya que el huracán “hizo aún más latente la necesidad de comida”, indicó la gerente de Hábitat, Luisa Rosado Seijo.

“Estamos mejorando nuestra infraestructura de viveros para producir los árboles… identificarlos, buscar las semillas, germinarlas y lograr que los árboles se den para el proceso de siembra. La siembra es significativa, pero lo más importante en términos de tiempo y compromiso es la parte del vivero, que puede tomar entre uno y tres años”, agregó.

Rafael Rivera Martínez, director de Áreas Naturales Protegidas de Para la Naturaleza, dijo, por su parte, que algunas de las especies a sembrarse son cóbana negra, matabuey, palo de jazmín, palo de nigua, higüerita de sierra, violeta, retama San José y roble nativo.

Rol protagónico

Ambos destacaron que los ciudadanos tendrán un rol protagónico tanto en la siembra como en el cuidado de los árboles.

Mencionaron que Hábitat provee para que “se dé una negociación” con las comunidades, a fin de escoger especies de árboles idóneas para sus zonas, pero que también sean de su agrado.

“Será un trabajo colaborativo, en el que nuestro rol será de colaborador”, sostuvo Rosado Seijo.

“Siempre va a haber una pérdida en cuanto a la siembra, pero en la medida en que ayudemos a los árboles, manteniendo el área limpia y dándoles el cuidado apropiado, garantizaremos que esa pérdida sea mínima”, añadió Rivera Martínez.

La intención de Para la Naturaleza es que las comunidades monitoreen y cuiden los árboles sembrados por un período mínimo de cinco años. Transcurrido ese tiempo, la expectativa de sobrevivencia es más alta.

“Queremos que esta iniciativa se mantenga… que todos los años se pueda sembrar una cantidad de árboles y que las próximas generaciones los mantengan”, indicó Rivera Martínez.

Señaló que los árboles nativos y endémicos suelen ser de crecimiento más lento que los introducidos, pero están mejor adaptados a los huracanes.

Para la Naturaleza no necesariamente producirá los 750,000 árboles a ser sembrados, sino que procurará hacer acuerdos de colaboración con agricultores, ciudadanos y otras entidades.

Rosado Seijo opinó que Hábitat es “una segunda ronda” de reforestación del país, pero esta vez con especies nativas y endémicas. En las décadas de 1930 y 1940, se sembraron millones de árboles, incluyendo especies introducidas de rápido crecimiento.

Más que siembra

“Pero Hábitat es mucho más que siembra; es un conjunto de iniciativas que hacen una aportación significativa”, dijo Rosado Seijo.

Las “comunidades resilientes” son una de esas iniciativas adicionales. Son comunidades cercanas a áreas naturales protegidas, en las que Para la Naturaleza ofrecerá talleres de resiliencia (capacidad de adaptación a eventos como María) e interpretación ambiental, entre otros.

Mientras, en las llamadas “comunidades aliadas” en la protección de cuencas hidrográficas, la organización habilitará 30 centros, que serán equipados con sistemas de energía solar, captación y filtración de lluvia, estufas de gas y “cualquier otra cosa útil” para los vecinos en emergencias.

“Otra iniciativa del programa es la de agricultores agroecológicos. Se hicieron donativos y se les está dando apoyo a estos agricultores, pues su práctica es cónsona con la conservación de áreas naturales protegidas. Vamos a estar trabajando siembra en sus fincas, tanto para la parte de agricultura como para los bosques que tienen alrededor”, añadió.

Feria este sábado

Hábitat se presentará oficialmente este sábado, Día del Planeta, en la Feria Para la Naturaleza, que se celebrará de 9:00 a.m. a 4:00 p.m. en el Pabellón de la Paz del Parque Luis Muñoz Rivera, en San Juan.

Ese día se repartirán 2,650 árboles de 12 especies nativas y endémicas a ciudadanos comprometidos a cuidarlos. Algunas de las especies que se entregarán son capá prieto, icaco, tintillo, úcar y almácigo. Cada árbol incluirá información sobre sus características y recomendaciones para siembra y cuidado.

Se activará una aplicación móvil para que los ciudadanos documenten –con fotos– la siembra y cuidado de los árboles, que también podrán ubicarse en coordenadas (georreferenciación).


💬Ver 0 comentarios