Una empleada en el laboratorio de toxicología en Negociado de Ciencias Forenses. (GFR Media)

De cara al próximo año fiscal que comienza en julio próximo, la comisionada del Negociado de Ciencias Forenses, María Conte Miller, anticipó hoy, lunes, que solicitará un aumento de $3 millones en su presupuesto.

Para el presente año fiscal, el negociado cuenta con $16 millones en presupuesto, pero Conte Miller indicó que no es suficiente para cubrir las necesidades de recurso humano.

Explicó que necesita el alza presupuestaria mayormente para invertirla en retener su recurso humano. Precisó que en los pasados dos a tres años, Ciencias Forenses ha perdido más de $5 millones por concepto de los empleados que han renunciado.

“Ese dinero es sin contar los intangibles como la imagen y los casos que no ha presentado en los tribunales oportunamente. Realmente, el fisco ha estado perdiendo dinero”, apuntó la doctora.

Conte Miller llegó a Ciencias Forenses en octubre del año pasado en momentos en que la institución tenía una creciente acumulación de cadáveres que provocaba que su entrega a familiares se dilatara hasta por más de un mes.

Ahora, dijo la doctora, solo quedan 100 cadáveres, “cuando llegué, encontré como más o menos 200”.

“Siempre va a haber un inventario. Cuando llegue a 75 (cadáveres,) yo te diría que estamos en lo esperado”, afirmó.

Baja la espera por los cadáveres y evalúan los "rape kits"

La funcionaria agregó que la entrega de los cadáveres ahora fluctúa entre 48 y 72 horas.

Asimismo, también ha disminuido la cantidad de “rape kits” a examinar, sostuvo Conte Miller. Para septiembre de 2018, el negociado no había examinado sobre 2,000 rape kits que tenía en su poder.

Los rape kits también conocidos como safe kits- contienen evidencia de agresión sexual obtenida del cuerpo de una víctima que puede ser utilizada para identificar el agresor.

Conte Miller dijo que enviaron todos los rape kits a la empresa Bode Cellmark, que obtuvo un contrato de $1.2 millones para su análisis. Precisó que para el 30 de junio deben recibir los resultados que a su vez deben ser sometidos a una revisión técnica por parte de expertos de la Universidad Marshall con la que también firmaron un contrato, cuya cantidad no precisó. El negociado no tiene el personal para hacer esa revisión técnica, explicó la doctora.

“Todos los casos que hacen los peritos de Ciencias Forenses, en particular los de ADN, tienen que ser revisados por un segundo perito”, puntualizó sobre el porqué de la revisión técnica.


💬Ver 0 comentarios