Figueroa Jaramillo denunció que el acuerdo negociado con los bonistas de la AEE igualmente representa un escollo para la recuperación tras un evento atmosférico. (GFR Media) (semisquare-x3)
Figueroa Jaramillo denunció que el acuerdo negociado con los bonistas de la AEE igualmente representa un escollo para la recuperación tras un evento atmosférico. (GFR Media)

El presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria (Utier), Ángel Figueroa Jaramillo, denunció este lunes que la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) no está preparada para la nueva temporada de huracanes, que comenzó este fin de semana, porque sus líneas de distribución están “en peores condiciones cada día”.

“El sistema de distribución está en peores condiciones porque no se le ha dado mantenimiento. Para el ingeniero (José Ortiz) es bien fácil decir que el sistema de distribución es fácil de repararse, pero si no se ha dedicado a retener el personal que lo repara, ¿quién lo va a reparar? Porque al día de hoy no ha hecho nada para retener la fuga de celadores”, dijo Figueroa Jaramillo en conferencia de prensa en la sede de la Utier.

“No se ha invertido un solo centavo en mejorar el sistema, pero sobre todo el recurso humano que es lo más importante, a la Autoridad no le ha importado”, agregó el líder sindical.

La semana pasada el director ejecutivo de la AEE, José Ortiz, dijo a preguntas de los periodistas tras una reunión con el gobernador Ricardo Rosselló Nevares que de la isla recibir un huracán similar a María, el tiempo de recuperación de la red eléctrica sería menor.

“Yo no puedo decir eso responsablemente”, sostuvo Figueroa Jaramillo.

Concurrió, sin embargo, con Ortiz en que el sistema de transmisión de la AEE está en mejor condición que el de distribución. A preguntas de El Nuevo Día dijo que aunque ya han transcurrido casi dos años del azote del huracán María, y “nada” ha sido reparado de ese sistema de distribución.

Dijo que las reparaciones que se han hecho son incidentales. Es decir, son reparaciones producto de fallas o de respuestas de la AEE a la pérdida del servicio en un servicio o una zona.

Figueroa Jaramillo atribuyó a la “apuesta a la privatización de la AEE” y a la expectativa de la llegada de fondos federales el que no se haya actuado en corregir los problemas del sistema de distribución.

El sistema de distribución de la AEE se compone de 2,478 millas, mientras que el de distribución es 33,169 cables aéreos y soterrado. El sistema de distribución es el que llega directamente a las residencias y comercios de los abonados de la AEE.

Figueroa Jaramillo también denunció que aunque del 2000 al presente se ha duplicado el sistema de distribución, la fuerza laboral, particularmente los celadores, ha mermado.

Precisó que para el 2000 la AEE tenía 1,200 celadores y ahora solo cuenta con 402.

“Sabemos que ningún sistema es infalible frente a la naturaleza, pero necesitamos los celadores y todos los componentes de las brigadas, celadores que se han ido a Estados Unidos porque el sueldo que le ofrecen allá no es nada competitivo con el que pagan aquí”, afirmó.

El líder sindical destacó que un celador en Puerto Rico gana $20 la hora mientras que en Estados Unidos puede devengar entre $40 a $70 diarios. Más aún, dijo que desde el 2014 hasta este año, 2,000 empleados de la AEE se han acogido a la jubilación.

Figueroa Jaramillo también denunció que el acuerdo negociado con los bonistas de la AEE igualmente representa un escollo para la recuperación tras un evento atmosférico. Puntualizó que -gracias a ese acuerdo- los abonados de la AEE deberán seguir pagando la factura de la luz pese a que no tengan el servicio.

“Si viene otro huracán, tormenta o sucede algo que hace que el sistema no genere energía, el acuerdo con los bonistas permitía que ese tiempo que se dejó de pagar el cargo de transición siga estando vigente y siga siendo impuesto hasta que se paguen los bonos incluso si esto se extiende más allá de 2067”, afirmó.

Propuestas sobre la mesa

Figueroa Jaramillo cuestionó igualmente por qué Ortiz está descansando en 33 acuerdos con empresas norteamericanas dedicadas a la energía cuando debe retomar el acuerdo con la American Power Public Association (APPA), entidad de la que formaba parte de la AEE y que agrupa a empresas públicas de la industria eléctrica.

La APPA fue obviada por el gobierno a días del azote del huracán María, lo que fue duramente criticado y alargó el periodo de recuperación de la isla que quedó exclusivamente en manos del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos.

También Figueroa Jaramillo sugirió la implementación de un inspector general independiente para el cumplimiento de los procedimientos, reglamentos y acuerdos de la AEE.


💬Ver 0 comentarios