Dan la mano en la Finca González para que la operación no se caiga luego del terremoto.

Rebeca Arroyo salió a las 4:30 a.m. de su residencia en Fajardo hacia Guánica. Había escuchado a través de los medios de comunicación que en fincas de la zona se necesitaban voluntarios para ayudar en el recogido de la cosecha que amenazaba con perderse.


💬Ver 0 comentarios