El lugar estaba repleto de artículos guardados desde la emergencia del huracán María que devastó a Puerto Rico hace dos años

Ponce - En medio de cuestionamientos sobre las ayudas a los damnificados por los temblores, un grupo de ciudadanos descubrió, en este municipio, un almacén con suministros guardados hace dos años tras el paso del huracán María, lo que provocó que la gobernadora Wanda Vázquez despidiera al comisionado del Negociado para elManejo de Emergencias y Administración de Desastres, Carlos Acevedo.

En el almacén, ubicado en el área de La Guancha, había agua embotellada, comida para bebés, cereales, toldos, catres, baterías, gas propano, miniestufas, sábanas, guantes y duchas portátiles, entre otros artículos de primera necesidad. Algunos de ellos, como el agua y la comida para bebés, estaban expirados.

De inmediato, Vázquez designó al general José Reyes, ayudante general de la Guardia Nacional, como comisionado el NMEAD. Reyes tiene que ser confirmado por el Senado.

Asimismo, la gobernadora ordenó al secretario de Estado, Elmer Román, realizar una “investigación minuciosa” sobre las alegaciones de mal manejo de suministros. La pesquisa, que incluirá un inventario del almacén en La Guancha y “cualquier otro que exista”, deberá estar lista el lunes por la tarde.

La alerta sobre la existencia del almacén trascendió en la red social Facebook, a través del perfil identificado como “El León Fiscalizador”. A media mañana, los ciudadanos comenzaron a llegar al lugar.

“Es inhumano que pasen estas cosas habiendo tanta necesidad”, dijo Irene Ramos, de 60 años y residente en la urbanización Los Caobos. “Esto llora ante los ojos de Dios. En ese almacén, hay muchísimos suministros que las víctimas de los temblores están necesitando, como pañales para adultos y toldos”, expresó, por su parte, Lillian Rodríguez, de 57 años y vecina del barrio Aguilita de Juana Díaz.

Ramos y Rodríguez son voluntarias de la iniciativa Grupos Unidos por Nuestros Hermanos del Sur, y llegaron hasta el almacén confiadas de que saldrían con suministros para los damnificados.

Pasadas las 2:00 p.m., los ciudadanos –que seguían aumentado en cantidad– lograron abrir el almacén. Miembros de la Policía los asistieron para que se hiciera de forma ordenada.

“Esto es un atropello”, “Reparte, que esto es del pueblo” y“Esto es una vergüenza ante el mundo” eran algunas de las frases que resonaban entre el gentío, que celebró y aplaudió al enterarse del despido de Acevedo.

Acto seguido, comenzó la repartición de los suministros. Las personas se organizaron en una fila y los primeros en cargas con ayudas fueron varios residentes de Guánica, el municipio más afectado por los sismos.

Mientras esperaban para recibir suministros, las personas celebraban el despido de Acevedo, pero expresaban dudas de si la salida del comisionado mejorará la respuesta a la actual emergencia.

“Esto es una movida para el gobierno no hacerse responsable de lo que está pasando. Nada va a cambiar. Si el pueblo no hace el cambio, el gobierno no lo hará”, expresó Claudia Rodríguez, de 24 años y quien vive en Mayagüez y pasó por el almacén porque estaba entregando suministros en un área aledaña.

“(Acevedo) no estaba haciendo el trabajo como debía, pero no sé si la cosa va a mejorar, aunque debería. Hay mucha gente necesitada y es increíble que toda esta ayuda estaba aquí perdiéndose”, opinó, entretanto, Francheska Rivera, de 29 años y residente en este municipio.

Puedes ver lo que sucedió más temprano en el almacén aquí:

Ciudadanos abren almacén con suministros de emergencia en Ponce.

Posted by El Nuevo Día on Saturday, January 18, 2020

“Lo que tenemos es indignación y este mal manejo de los suministros lo que va a provocar es que el gobierno federal siga reteniendo la ayuda para Puerto Rico”, agregó Martín Scamaroni, quien es médico y dirige el Centro Ambulatorio de Desintoxicación y Enlace de Puerto Rico.

Horas antes de ser despedido, en entrevista con El Nuevo Día, Acevedo negó que el Negociado estuviera reteniendo ayuda, aunque reconoció que en almacén había suministros que datan de la emergencia post-María.

“Esto es un almacén activo, del que el Negociado retira suministros regularmente, incluso, para la emergencia de ahora por los temblores. De ahí se repartieron los toldos para las tormentas Dorian y Karen. También, salió de ahí el agua embotellada que se repartió durante las sequías recientes en el noroeste”, dijo Acevedo.

Precisó que en el almacén había 500 paletas de agua sobrantes de la emergencia post-María. De esas, se repartieron más 400 en distintas emergencias subsiguientes y quedaban entre 50 a 60, que no se pueden repartir porque están expiradas.

“No voy a tirar las paletas de agua por ahí. Tengo que tener control. No las vamos a repartir, porque no nos vamos a correr el riesgo de que alguien se enferme", añadió Acevedo.

Mientras, contó que el Negociado contrató a una compañía privada, cuyo nombre no pudo ofrecer, para que dispusiera del agua expirada en diciembre. “Pero la compañía no lo hizo porque llegaron las navidades y todo se atrasó. En enero, llegaron los temblores (y tampoco pudo hacerse el trabajo)”, aseveró.

Por su parte, la alcaldesa María "Mayita" Meléndez alegó que desconocía del almacén –algo que los ciudadanos pusieron en duda–, y que “nadie nunca me dijo nada sobre eso”.

“Lo único que teníamos es que en Ponce había un almacén federal que era manejado por FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias) y por Manejo de Emergencias, pero yo nunca supe ni vi el almacén. Eso es lo único que te puedo decir sobre esos presuntos suministros que están allí”, dijo la alcaldesa.

Entretanto, el director de Manejo de Emergencias Municipal, Ángel Vázquez, le indicó a este medio que su oficina sabía del almacén, pero no de su contenido.

Acevedo no estuvo ajeno a controversias durante su paso por el gobierno. En esta emergencia, se le criticó por no tener completado en Plan de Terremotos para Puerto Rico. En septiembre, tras la desaparición de varios pescadores que salieron de Fajardo, exdirectores del Negociado y rescatistas exigieron la renuncia del comisionado. En aquella ocasión, la gobernadora defendió su permanencia en el puesto.

Trasladan refugiados

De otra parte, la Guardia Nacional trasladó a los damnificados por los temblores del refugio en la Escuela Vocacional Bernardino Cordero Bernard al campamento base (“tent city”) habilitado en el Estadio Francisco “Paquito” Montaner.

El teniente Amírcal Sostre, de la Guardia Nacional y a cargo del campamento, dijo que esperaban la movilización de 903 personas, entre ellas, 173 adultos mayores y encamados.

Añadió que el campamento base se estableció “para que los ciudadanos estén más cómodos”, y resaltó que, en la instalación, además de carpas con catres, hay comedor, baños, duchas, lavandería y área médica.

Entre los ciudadanos reubicados Ferddy Figueroa, de 34 años, e Ileana Rodríguez, de 33, quienes están casados y perdieron su apartamento en el residencial Villas del Caribe a causa de los temblores. En el refugio, le acompañan sus cuatro hijos de 7, 11, 14 y 18 años.

“Aquí estamos supermejor que en la Vocacional. El área es más segura, limpia y espaciosa. A cada rato nos preguntan si necesitamos algo, y lo mejor es que no hay un techo de cemento arriba”, dijo Rodríguez, y añadió que ya hizo las debidas peticiones ante el gobierno para conseguir un nuevo hogar.

Carlos Tolentino Rosario colaboró en esta historia.


💬Ver 0 comentarios