El plebiscito, que se celebrará junto a las elecciones generales el próximo 3 de noviembre, sin embargo, no tiene la capacidad de obligar a los Estados Unidos a aceptar los resultados de la consulta.

La gobernadora Wanda Vázquez Garced convirtió en ley el proyecto senatorial que ordena la celebración de un plebiscito en el que las personas expresen si favorecen o no la anexión de Puerto Rico a los Estados Unidos.

El plebiscito, que se celebrará junto a las elecciones generales el próximo 3 de noviembre, sin embargo, no tiene la capacidad de obligar a los Estados Unidos a aceptar los resultados de la consulta.

Una buena parte del liderato novoprogresista celebró ayer en La Fortaleza la firma del proyecto senatorial, en gran medida, porque se trataba de un nuevo acercamiento al tema de status ya que se medirá la acogida de la opción de la estadidad entre el electorado.

El exgobernador Carlos Romero Barceló, recordó que la consulta “estadidad, sí o no” fue algo que impulsó en la década de los años 1990 cuando era como comisionado residente en Washington y el gobierno contemplaba las consultas plebiscitarias que se dieron en esa época.

Romero Barceló indicó que la idea fue rechazada por temor a que los defensores de las demás tendencias ideológicas de status se unieran en contra de la anexión.

Tenían miedo porque los demás se iban a unir y nos iban a ganar. Pero no podemos ser estado sin mayoría. No hay nada importante en la vida que no implique un riesgo”, dijo Romero Barceló en una conferencia de prensa celebrada el sábado en la que los participantes no parecían practicar el distanciamiento social para prevenir los contagios con el coronavirus que produce el COVID-19.

El presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez no estuvo en el evento.

El representante Jose Aponte Hernández, quien representó a Méndez durante el evento, indicó que la consulta no implica un gasto sino una “inversión” a favor del futuro de Puerto Rico. El presidente senatorial, Thomas Rivera Scharz, quien impulsó la consulta, reiteró esa apreciación.

“Cuando uno examina lo que le ha salido al pueblo de Puerto Rico el discrimen, donde primero se recorta y último cuando distribuyen (fondos), esta sería la inversión mejor hecha por el pueblo de Puerto Rico”, manifestó.

Aclaró que, como la consulta será el mismo día que las elecciones generales, el dinero adicional que se gastaría sería para la impresión de la papeleta de la consulta.

Bajo una ley presupuestaria de la administración federal de Barack Obama se separó $2.5 millones para cubrir los gastos educativos asociados a una consulta de status con opciones aprobadas por el Departamento de Justicia estadounidense. La gobernadora indicó que próximamente llevarán la ley a Justicia federal para su evaluación.

En el pasado, el presidente Donald Trump y el líder de la mayoría del Senado de los Estados Unidos, Mitch McConnell, han rechazado la estadidad como estatus político para Puerto Rico.

No obstante, Rivera Schatz aseguró que “este proyecto permite, da la igualdad plena a los ciudadanos de la isla”. “Yo estoy convencido que la mayoría los puertorriqueños quieren la igualdad… Las opciones que contiene la papeleta nos permiten decidir la ruta, si queremos la plenitud como ciudadanos americanos o queremos separarnos de EE.UU.”, añadió.

“No es una consulta aclaratoria”, dijo, por su parte, Vázquez Garced, al decir que la determinación podría aliviar problemas como la emigración, el discrimen político y la desigualdad en beneficios federales.

Tras el anuncio de la gobernadora, su contrincante en la primaria por la candidatura a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Pedro Pierluisi, se expresó, en declaraciones escritas, a favor de la iniciativa y dijo que “la única forma en que vamos a solucionar nuestro estatus político, es dejando claro que queremos la igualdad plena por medio de una sola pregunta: ¿Debe Puerto Rico ser admitido inmediatamente dentro de la Unión como un estado, Sí o No? No habrá margen de duda”.

Por su parte, la comisionada residente, Jenniffer González Colón, indicó que los eventos de crisis en este cuatrienio provocados por los asuntos fiscales, los dos huracanes, los terremotos y el COVID-19 “demuestran la urgencia que tiene para nuestra gente el lograr la igualdad con el resto de los estados”.

“La firma de este proyecto de estatus nos lleva directo a ejercer nuestro derecho de selección en noviembre en conjunto con la elección general. Ya es momento de decirle Sí a la Igualdad plena”, sostuvo.

Mientras, el senador y candidato a la gobernación por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau, indicó que la colectividad solicitó representar el "No" ante la Comisión Estatal de Elecciones (CEE).

"Los puertorriqueños no estamos dispuestos a renunciar a ser lo que somos. A la pregunta del plebiscito, ¿deseas renunciar a tu nacionalidad puertorriqueña? La respuesta contundente será '¡No!'", sostuvo Dalmau mediante comunicación escrita.

"El PNP usa el plebiscito como una carnada, un engaño para intentar movilizar electores estadistas que sienten vergüenza de su partido, que no están motivados a salir a votar por la indignación que le provoca la corrupción, ineptitud y mala administración del liderato penepé. ¡Los independentistas vamos pa'lante! Nos vamos a trepar al cuadrilátero a enfrentar el asimilismo. Los independentistas votaremos que NO ante la pretención del liderato estadista de enviar un mensaje al mundo de que este pueblo renuncia a su nacionalidad. Hago un llamado a todas y todos los que sienten orgullo de nuestra identidad y de su Patria y que son puertorriqueños siempre, a votar NO en el el plebiscito", añadió el senador.


💬Ver 0 comentarios