WAPA Radio “abrazó” a Puerto Rico en el peor momento de María (horizontal-x3)
Luis Penchi en plena transmisión radial junto a varios colegas periodistas. (Alex Rafael Román/Especial para GFR Media)

Mientras el huracán María azotaba sin misericordia a Puerto Rico durante la madrugada del miércoles, solo una emisora radial pudo transmitir ininterrumpidamente cuando todas las comunicaciones colapsaron.

WAPA Radio 680 AM resistió el embate del monstruo atmosférico de categoría cuatro, con vientos sostenidos de 155 millas por hora y ráfagas de 200, que hasta la fecha tiene a la Isla en un estado de emergencia.

“La tecnología análoga de WAPA fue el abrazo que le dimos a Puerto Rico”, dijo el periodista Luis Penchi Ramírez, con 40 años en la profesión y que estuvo al frente de los micrófonos en la cabina de la emisora por 36 horas antes y después de María.

Durante el huracán, Penchi Ramírez estuvo acompañado por Ismael Torres, con 45 años de experiencia periodística y el también reportero Jesús Rodríguez García, además de Fred Virella (locutor de Alfa Rock) y Yolanda Ramos en los controles.

Los ingenieros Wilfredo Blanco Pi, dueño de la emisora desde 1991, y su hijo Jorge Blanco Galdo, director de noticias, auguraron que todas las emisoras se iban a ir fuera del aire una vez María entrara por el sureste de Puerto Rico. Para evitar caer en la misma premonición, decidieron fortalecer su sistema análogo y microondas, además de abastecer las plantas eléctricas de diésel en sus diferentes antenas en la Isla, como plan B para cuando el modo digital dejara de funcionar.

Así las cosas, la estación ubicada en San Juan y sus extensiones en Ponce (WISO 1280), Mayagüez (WTIL 1330), Arecibo (WMIA 1070), Morovis (WVOZ 1580) y Guayama (WXRF 1590) fueron la voz de Puerto Rico durante la penumbra causada por María.

“Fue una situación, una cosa muy especial. Tienes lo mejor de la tecnología, combinando lo tradicional con moderno, bien aceitado, y la experiencia de muchos años y las historias de otros eventos para tener un pie forzado en una emisora que no se fue del aire. Ustedes estaban transmitiendo (GFR Media), pero nadie los estaba viendo (en Puerto Rico). Nosotros los aprovechamos. Gracias a El Nuevo Día y el chispito de internet que teníamos aquí nosotros nos pudimos nutrir de la información que ustedes no dieron”, agregó.

Cuando todas las comunicaciones se fueron abajo y no había contacto con el exterior, Torres resaltó que no quedó de otra que informar con optimismo y sin exageraciones.

“Había que crear mucha confianza en la gente. Comunicar confianza y la posibilidad que tan pronto nosotros supiéramos de la información real en muchos lugares, se las íbamos a informar. Eso en gran parte, antes de que el huracán arreciara, las llamadas que recibíamos eran de gente viviendo en Estados Unidos (escuchando por el portal cibernético para saber de sus allegados), era una cosa extraordinaria”, relató Torres, quien mantuvo las compostura cuando escuchó aparatos caerse afuera de la emisora en medio del huracán.

“Cuando empezó a arreciar el asunto, que se quedó todo el país a oscuras, y todo el país sin los medios de comunicación y desconectados, la gente comenzó a buscar en la radio y nos encontró a nosotros. Tenemos muchos testimonios de muchachos jóvenes que nos dicen que descubrieron la AM. Que ahora saben que la AM existe y que es útil y da información”, agregó Penchi.

El primer reporte de campo que recibió WAPA Radio fue de la exalcaldesa de Guayama Glorimari Jaime para reportar las incidencias en el sur de la Isla.

Después, el gobierno aprovechó la emisora para brindar información. Con un personal limitado, periodistas voluntarios también dieron la mano para que WAPA Radio continuará abasteciéndose de información.

La sede principal igualmente se convirtió en un centro para que los puertorriqueños dejaran saber a sus allegados de que estaban bien y, a la misma vez, como un instrumento para buscar familiares.  En la recepción de la emisora yace un buzón abarrotado de papeles envueltos con los nombres escritos de las personas que se desea saber su paradero y bienestar.

“Me parece bien importante que, en esta coyuntura del huracán, le empieza a dar a la radio, en mi opinión, una función principal que es ser un instrumento de la comunidad. La emisora de radio que no es un instrumento de la comunidad, es cualquier otra cosa, menos un medio de comunicación social. Es dinámica que se ha dado entre el medio de comunicación y la comunidad es fundamental”, reflexionó Torres.

Sobre la lección dada por María, Penchi Ramírez resaltó la comodidad que ha creado la tecnología digital en los medios de comunicación.

“Las comodidades tecnológicas son frágiles y no presenta un plan b. Si hubieran tenido un plan B como nosotros, con la tecnología análoga, hubiesen estado al aire (las emisoras y televisión). El país se ha hecho bien cómodo. Esa tecnología cómoda provoca que no nos acerquemos más a la gente”, opinó.


💬Ver 0 comentarios