Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Fueron 72 días de paralización en el centro docente de Río Piedras.
Fueron 72 días de paralización en el centro docente de Río Piedras. (Juan Luis Martínez Pérez)

Los estudiantes del recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico retiraron los candados de las entradas al campus, dando fin a una huelga que se extendió por más de dos meses, tiempo durante el cual mantuvieron cerrados todos los accesos.  

Fueron dos estudiantes en contra de la huelga -uno de primer año de bachillerato y otro de maestría-, quienes entraron al Recinto por el portón principal y, entre ambos, desarmaron la barricada en menos de media hora.

"Alguien tenía que hacerlo, alguien tenía que pararse ahí y no tener miedo", reaccionó a este medio Alexander Betancourt, estudiante de primer año de economía.

Juntos, retiraron la imponente barricada, formada por troncos de bambú, trozos de madera, aires acondicionados en desuso, neumáticos, entre otros objetos, que mantenían impenetrable el portón principal.

"Nosotros llevamos en contra de la huelga más o menos desde que empezó porque sabíamos el efecto que podía tener y cómo el pueblo nos ve a nosotros, eso es un problema. El método que usaron fue el peor para acercar el pueblo", opinó Daniel Bidot, estudiante de maestría de filosofía, quien derribó la barricada junto a Betancourt.

La administración del Recinto de Río Piedras ya anunció que las clases reiniciarán el próximo lunes, 12 de junio. Para mañana, el recinto -que se mantiene sin rectora interina desde que renunciara la catedrática Carmen Rivera- ha convocado una reunión de decanos para realizar el inventario físico de las instalaciones.

Betancourt y Bidot reconocieron que, pese a que tuvieron encontronazos con algunos huelguistas, hubo otros con los que pudieron sentarse a dialogar y que les dieron la bienvenida y los "abrazaron" previo a que estos ejecutaran, por cuenta propia, la remoción de los escombros.

Con el portón principal ya abierto, la guardia universitaria tomó control del mismo y lo mantuvo cerrado hasta las 6 de la mañana por motivos de seguridad.

Fueron 72 días de paralización en el centro docente. Ya entrada la noche, los estudiantes comenzaron a despejar las áreas, recogiendo colchones y sábanas, cargando bolsas de basura y cajas plásticas repletas de sus pertenencias. Todavía, en su interior, al Recinto le quedan pertenencias de los huelguistas que continuarán la limpieza durante la mañana.

Revive las incidencias