ACT informa sobre los trabajos en la PR-156 en Comerio

foto suministrada
ACT informa sobre los trabajos en la PR-156 en Comerio foto suministrada (Suministrada)

Con el fin de lograr la reapertura de la carretera PR-156, una de las principales vías que da acceso al pueblo de Comerío y que permanece cerrada desde hace dos semanas tras un periodo de lluvias, la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) evalúa la posibilidad de reubicar a las familias que residen en las propiedades aledañas al desprendmiento de rocas que afecta la estabilidad del terreno.

“La propiedad se envía a tasar, se hace una revisión de esa tasación y, entonces, se le hace la oferta de compra venta a la persona. Una vez esté ese compromiso, se le ayuda a relocalizarse a una propiedad dentro del mismo pueblo de un valor similar y procedemos a trabajar”, explicó sobre el proceso el director ejecutivo de la ACT, Edwin González Montalvo.

Otra posibilidad que analizan, agregó González, es si los trabajos pueden ser realizados sin que estos afecten la estabilidad de las estructuras ni impidan u obstaculicen los trabajos de rehabilitación.

“Si pudiéramos entrar a trabajar con el deslizamiento sin tener que demoler la casa es una opción versus si la casa está obstruyendo que se puedan realizar los trabajos. Eso es algo que está bajo análisis”, señaló González Montalvo.

El titular no pudo precisar cuántas estructuras hay en la zona, así como tampoco el número de familias que podría verse afectadas. “La Oficina de Adquisición de Propiedades está visitando el sitio, haciendo entrevistas y verificando la titularidad de las propiedades”, señaló González Montalvo, al indicar que están tratando el asunto con la mayor celeridad posible, procurando un balance entre las necesidades del municipio y los residentes del área.

La PR-156 permanece cerrada desde el pasado 9 de noviembre luego que, a causa de un desprendimiento, rocas de aproximadamente dos metros de diámetro y sobre 22 toneladas de peso cubrieron parte de la carretera a la altura del kilómetro 32.9, en el barrio Palomas Abajo en Comerío. Una inspección ocular posterior reveló que el terreno continúa inestable, por lo que se procedió a cerrar la vía de forma indefinida.

Atender y resolver la situación, advirtió González Montalvo, podría tomar meses, ya que el proceso requiere una serie de estudios y documentos, así como la posible intervención de otras agencias estatales y el municipio. Los trabajos se realizarían con fondos de la Administración Federal de Carreteras, aunque aún no hay un estimado final de los daños. “No te puedo dar una fecha ahora mismo, pero el compromiso es abrir la vía lo antes posible”, insistió.

El Nuevo Día intentó comunicarse con el alcalde de Comerío, José A. “Josian” Santiago, pero no fue posible.

💬Ver comentarios