Las vacunas contra el COVID-19 tienen una fecha de expiración que no debe ser violentada, al igual que ocurre con otros productos médicos.
Las vacunas contra el COVID-19 tienen una fecha de expiración que no debe ser violentada, al igual que ocurre con otros productos médicos. (Ernesto Guzmán Jr.)

Al menos 120 personas residentes de Peñuelas recibieron vacunas expiradas contra el COVID-19 el pasado 30 de octubre en dos planteles escolares de este municipio.

La información trascendió públicamente hoy en una denuncia emitida por el alcalde Gregory González Souchet, aunque el funcionario notificó que ya el Departamento de Salud tiene conocimiento y comenzó una investigación de esta situación.

“Hoy se comunicó una directora escolar con nuestra educadora en salud (para avisar del asunto)”, dijo el alcalde.

Indicó que maestros y familiares les han informado que han recibido llamadas de Salud notificándoles que debían vacunarse nuevamente ya que el producto que recibieron recientemente estaba vencido.

En declaraciones escritas enviadas a este diario, Lisdián Acevedo, portavoz de prensa de Salud, informó que la agencia se comunicó hoy con todos los pacientes vacunados incorrectamente en un centro de vacunación en Peñuelas.

“El desafortunado evento fue notificado al CDC y, siguiendo su recomendación, el grupo deberá vacunarse de inmediato para obtener la protección necesaria contra el COVID-19″, se informó.

Acevedo informó, por su parte, que el proveedor que administró las vacunas en cuestión las obtuvo a través de un programa federal y no está autorizado a vacunar o recibirá vacunas asignadas a Salud.

“Todo el mundo (de los afectados) se desesperó y empezaron a llamar (al ayuntamiento de Peñuelas)”, indicó, por su parte, González Souchet, quien comentó que el cargamento expirado era de vacunas Pfizer.

De acuerdo con Acevedo, este suceso fue referido para la investigación correspondiente, al igual que se ha hecho con otros casos, aunque no abundó cuales otros.

Agregó que la preocupación mayor del municipio son los posibles efectos adversos que pudieron haber surgido entre los vacunados. Sin embargo, hasta la fecha, indicó que no se ha notificado de ningún efecto adverso significativo, aunque sí de reacciones fuertes a la vacuna que los inoculados consideraban era parte normal del proceso.

“Estamos verificando la totalidad de las personas afectadas para radicar querellas en los foros pertinentes, estatales y federales, para que esto no se repita”, agregó el alcalde, quien informó que personas afectadas pueden comunicarse a la Oficina de Monitoreo y Rastreo de COVID-19 de Peñuelas al 787-709-0760.

Una fuente de este diario, mientras tanto, comentó que este no es un caso aislado, sino una situación recurrente de utilización de vacunas expiradas en municipios del sur y oeste de la isla.

Por su parte, el doctor Víctor Ramos, presidente del Colegio Médico, comentó que administrar vacunas expiradas viola el contrato con los CDC pues no es el uso correcto de este producto.

“Queda desprotegido el proveedor y el paciente (si ocurren efectos adversos con vacunas expiradas)”, sostuvo.

💬Ver comentarios