Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Pese a la prohibición ejecutiva de estar en las playas para evitar contagios de COVID-19, las personas siguen entrando con vehículos de motor a estas áreas costeras.
Pese a la prohibición ejecutiva de estar en las playas para evitar contagios de COVID-19, las personas siguen entrando con vehículos de motor a estas áreas costeras. (Teresa Canino Rivera)

El estado de emergencia decretado en la isla debido a la pandemia de COVID-19 ha limitado el trabajo de monitoreo y rastreo del gobierno y los grupos tortugueros en la temporada de anidación del tinglar, que inició el mes pasado y se extiende hasta agosto.

💬Ver comentarios