Las oficinas centrales del Negociado de Sistemas de Emergencia 9-1-1 son en Guaynabo. (GFR)

El Centro de Recepción de Llamadas del Sistema de Emergencias 9-1-1 fue cerrado tras un empleado dar positivo a una prueba molecular de COVID-19, informó la agencia a través de un comunicado de prensa. 

La continuidad de los servicios se ofrecerá desde el Centro de Recepción de Llamadas primario ubicado en Guaynabo, que reanudó operaciones recientemente, detalla el documento enviado a los medios. 

La comisionada del Negociado del Sistema 9-1-1, Yazmín González Morales, detalló en las declaraciones escritas que realizan gestiones para desinfectar las oficinas. Para la labor fue contratada una compañía privada que no se especificó. Además, informó que a los 66 empleados que se mantenían laborando en las facilidades que cerraron se les requerirá pruebas moleculares con resultados negativos antes de incorporarse nuevamente a sus áreas de trabajo.

“Según nos informó la comisionada González Morales, un empleado del equipo de telecomunicadores tuvo resultado positivo tras realizarse la prueba molecular que detecta el COVID-19. Como es la norma en estos casos, se activó el protocolo de emergencia para que todo el personal se someta a las pruebas correspondientes, por su seguridad. Recalcaron a la ciudadanía que el servicio se continuará ofreciendo desde el Centro de Recepción de Llamadas ubicado en Guaynabo y no se verán afectados”, mencionó por su parte el secretario de Seguridad Pública, Pedro Janer.