La gerente de la ferretería La Muda muestra una estufa de gas, uno de los artículos más buscados.
La gerente de la ferretería La Muda muestra una estufa de gas, uno de los artículos más buscados. (Ramón “Tonito” Zayas)

Ante la cercanía del potencial ciclón número nueve que continúa su ruta hacia el Caribe, la ciudadanía se ha preparado con generadores electrónicos, cisternas, estufas portátiles de gas y de butano, así como otros artículos relacionados a los preparativos de cara al fenómeno atmosférico, aseguró Zorelizmary Lebrón, gerente de la ferretería La Muda en Guaynabo.

“Ya este año la gente está más preparada que los años anteriores, por la experiencia de (el huracán) María la gente ha tomado conciencia de qué son los artículos que se necesitan y cómo es que deben prepararse”, expresó Lebrón.

Durante este mes, por ejemplo, en la ferretería se han vendido alrededor de 100 cisternas.

“Hemos hecho ya tres cargamentos de cisternas y los tres se han ido”, manifestó. Asimismo, solo entre ayer y hoy se han entregado alrededor de 50 generadores eléctricos, que fluctúan entre los $795 y $1,250.

Además de los productos mencionados, entre la tarde de ayer y hoy también se ha disparado la venta de artículos como tensores, grilletes (para el cable que se amarra a los tensores), expansiones, los cables para generadores electrónicos, sogas y extensiones de energía eléctrica.

“El boom fue ayer por la tarde. Por la mañana (hoy) estuvo fuerte, pero ha mermado un poco la fila”, indicó la gerente, aunque el público continuaba llegando. En la ferretería los empleados utilizaban mascarilla y no estaba permitida la entrada de clientes, que solicitaban los artículos desde la parte de afuera, a través de un cristal, como medida preventiva ante los contagios de COVID-19.

“Le pedimos (a los clientes) que vengan ya con la mente ready (preparada), de qué es lo que van a ordenar, para que se haga más fácil”, sostuvo la gerente del lugar, tomando en cuenta el alza de casos del virus en la isla.

Lebrón también exhortó a las personas a prepararse con tiempo, “porque estamos empezando la temporada de huracanes y no se sabe cuántos vengan, de cuán intensidad sean, y lo mejor, para evitar la exposición tantas personas en un mismo lugar, es que vengan con tiempo, se vayan preparando poco a poco y no vengan todos de cantazo el día que digan, ‘mira, viene inminente, porque sino se va a conglomerar más personas y va a ser más complicado”.

Hasta el momento, el fenómeno que se aproxima a Puerto Rico tiene vientos máximos sostenidos de cerca de 45 millas por hora (mph) con ráfagas más fuertes y se convertiría hoy en tormenta tropical, según el boletín de las 8:00 a.m. del Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés).

Jeremy Delgado Rosario, un cliente de la ferretería, acudió en horas de la mañana en busca de un cable de conexión de su generador eléctrico, “para poder conectar la planta y conectar la casa”.

El hombre residente de Guaynabo aseguró que se ha ido preparando con tiempo ante la temporada de huracanes, aunque estaba afinando detalles. Buscaba evitar que los vaivenes de energía eléctrica afectaran los enseres del hogar.

“Que no se le dañe na’ a uno, y la vida, lo material eso está”, manifestó sobre sus preocupaciones. En el exterior de la ferretería, este medio observó que las personas que acudían al lugar utilizaban sus mascarillas.