Solo agrimensores certificados pueden realizar un deslinde.
Solo agrimensores certificados pueden realizar un deslinde. (Vanessa Serra Díaz)

El presidente del Colegio de Ingenieros y Agrimensores, Juan Alicea Flores, testificó hoy, miércoles, que el hidrólogo Ángel Román Más carece de autoridad en ley para hacer un deslinde de la zona marítimo terrestre (ZMT), gestión para la cual fue contratado por la junta de titulares del Condominio Sol y Playa, en Rincón.

El testigo añadió que, por ende, el deslinde es nulo. “En efecto, es nulo porque lo hizo una persona que no está cualificada ni autorizada a hacerlo”, declaró Alicea Flores, en vista pública de la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes.

El ingeniero se refirió a lo que establece la Ley 173 de 1988. “Esto constituye una práctica claramente ilegal”, agregó luego de explicar que “los únicos autorizados a hacer deslindes son los agrimensores licenciados y aquellos ingenieros autorizados a ejercer la práctica de la agrimensura”.

“La ley es muy clara y específica quien está autorizado a ejercer esto. Aquí no hay espacio para duda alguna”, añadió a preguntas del presidente de la comisión cameral, Edgardo Feliciano Sánchez.

Señaló, además, que “la jurisprudencia en Puerto Rico ha sido clara en que los servicios profesionales hay que contratarlos directamente con aquellos profesionales que están autorizados en ley a ejercer la práctica; no se aceptan intermediarios”.

Alicea Flores mencionó también que el ingeniero Enrique Santiago Arroyo, quien firmó el deslinde, se expone a sanciones por posible violación a la práctica de la ingeniería y agrimensura. “Ya se asignó un profesional de la institución para que haga una investigación y de corroborarse lo que ha trascendido públicamente, se estaría tomando acción legal”, contestó.

La abogada de Sol y Playa, Shirley Vokac, reaccionó en declaraciones a El Nuevo Día y dijo que “el Sr. Román solo coordinaba los trabajos y realizó aquellas tareas del deslinde que no tienen que ver con la agrimensura, como aspectos de geomorfología, ecología e hidrografía”.

“La participación del Sr. Román, en aquellos asuntos que no tienen que ver con los trabajos de Agrimensura, no invalida el deslinde. Por el contrario, su participación aseguró que se consideraron todos los factores que inciden en hacer un deslinde”, argumentó Vokac.

En la vista pública, testificó también el agrimensor Carlos Vega Santos, contratado por el DRNA. Vega Santos confirmó que había señalado los errores del deslinde en su informe de campo, por proponer para uso privado parte de la duna donde había huella de la marea. “Román Más me dice que no está de acuerdo... Luego de esa inspección de campo, que yo hago el informe negativo, se señala una reunión”, expresó.

Agregó que, luego de esa reunión, el jefe de Agrimensura, Gerardo Ramos, pidió que se firmara el deslinde.

Vega Santos explicó que se supone que se guarden 20 metros libres de construcción desde la zona marítimo terrestre. Conforme a la Ley de Puertos de 1886, la intención de guardar la faja de vigilancia de litoral (6 metros) es vigilar la orilla de cualquier evento atmosférico que sucediera en la costa. Luego, de la faja de 6 metros, se crea la faja de salvamento, que permite, “en caso de que una embarcación se estrelle contra la costa, (que) el dueño de esa pertenencia no sufra el incautamiento por parte del terrateniente”.

Vega Santos tiene 48 años de experiencia como agrimensor.

💬Ver comentarios