Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Abraham Rivera Berríos, de 71 años, decidió dar la batalla y exigir en los tribunales los beneficios del programa del SSI para su hijo Emanuel y para su esposa, Gladys Fuentes Lozada, de 66 años.
Abraham Rivera Berríos, de 71 años, decidió dar la batalla y exigir en los tribunales los beneficios del programa del SSI para su hijo Emanuel y para su esposa, Gladys Fuentes Lozada, de 66 años. (Ramon "Tonito" Zayas)

Nota de la editora: Primer reportaje de la serie “SSI: el discrimen contra Puerto Rico”, un proyecto especial en conjunto con el Centro Annenberg para Periodismo de la Salud de la Universidad del Sur de California que apoya la divulgación de historias sobre equidad y salud.

💬Ver comentarios