Dennise Longo Quiñones y Wanda Vázquez Garced. (Archivo)

Horas antes de ser despedida por la gobernadora Wanda Vázquez Garced, la exsecretaria de Justicia Dennise Longo Quiñones había recomendado la designación de un fiscal especial independiente (FEI) contra la propia mandataria y varias figuras cercanas a ella, según fuentes con conocimiento directo de la situación.

Esos referidos fueron solicitados de vuelta hoy por la designada secretaria interina de la agencia, Wandymar Burgos Vargas, según las personas consultadas, con el propósito de “volver a evaluarlos”.

La recomendación de Longo Quiñones es que un FEI investigue a la gobernadora por irregularidades en el suministro de ayudas tras los terremotos que azotaron a la zona sur en enero de este año. También se recomendó la designación de un FEI contra la senadora Evelyn Vázquez y su esposo, el empresario Peter Muller.

Se desconoce si Vázquez Garced sabía de los referidos cuando el secretario de la Gobernación, Antonio Pabón, llamó al viernes por la tarde a Longo Quiñones para decirle que la mandataria le solicitaba la renuncia. Oficialmente, la primera ejecutiva no tiene que ser notificada de los referidos.

La Fortaleza no quiso emitir ayer comentarios sobre la salida de Longo Quiñones y remitió a las expresiones realizadas por la gobernadora el sábado, cuando dijo que respeta la autonomía de los jefes de agencia, ante las versiones respecto a que intentó frenar algunas pesquisas que Longo Quiñones quería adelantar. Negó, además, que existieran diferencias con la exsecretaria de Justicia.

La presidenta del Panel sobre el Fiscal Especial Independiente (PFEI), la exjueza Nydia Cotto Vives, confirmó a El Nuevo Día que poco después del mediodía de hoy un empleado del Departamento de Justicia llegó a la sede del PFEI en Hato Rey con seis referidos. Estando allí y antes de que los referidos fueran ponchados por la secretaria del panel, el empleado de Justicia recibió una llamada de la agencia instruyéndole a que volviera sin entregar los referidos.

En vista de que no habían sido ponchados, el PFEI no podía oponerse a que fueran devueltos. Cotto Vives prefirió no comentar sobre a quién involucraban los referidos.

La nueva secretaria de Justicia no estuvo disponible esta tarde para comentar sobre este tema.

“Si la nueva secretaria se atreve a cambiar la recomendación de un FEI para la gobernadora, eso sería un escándalo grande”, dijo una fuente.

El Nuevo Día supo que la relación entre Longo Quiñones y La Fortaleza estaba tensa desde algún tiempo, especialmente, por el curso que lleva la investigación por la fallida compra de pruebas desde el gobierno en medio de la pandemia de COVID-19, una transacción altamente irregular que ha tenido una débil reacción de La Fortaleza.

Longo Quiñones está inhibida de esa pesquisa porque involucra a su madre, la exsecretaria de Salud Concepción Quiñones. Pero tiene a cargo de la investigación a la fiscal Phoebe Isales, quien es de su entera confianza y dirige de la División de Integridad Pública.

En las pasadas semanas, Isales causó molestias en La Fortaleza al haber citado como parte de la pesquisa a personas del entorno de la gobernadora, incluida Marisol Blasco, la más cercana ayudante de Vázquez Garced. Blasco compareció a la cita, supo El Nuevo Día.

“El objetivo, al final del día, no es Dennise Longo, es Phoebe Isales. En las próximas semanas, hay que ver qué hacen con Isales”, dijo una de las fuentes.

Otra fuente señaló que Isales ha encontrado múltiples escollos en la pesquisa.

Mientras, El Nuevo Día supo, además, que uno de los detonantes de la destitución fue que a Longo Quiñones se le solicitó que los resultados de las investigaciones pendientes no bajaran antes de las primarias del 9 de agosto debido al impacto que estos posibles señalamientos pudieran tener en el futuro político de Vázquez Garced.

Aunque la gobernadora no ofreció declaraciones a este medio, durante la mañana, negó en una entrevista radial (La-X - 100.7 FM) que la salida de Longo Quiñones fuera tras la intervención de La Fortaleza o de algún funcionario en alguna de las investigaciones que lleva a cabo la agencia.

“Al contrario, mi petición a la secretaria Wandymar Burgos es que se lleguen y que se realicen todas las investigaciones hasta sus últimas consecuencias y se hagan las recomendaciones que correspondan”, expresó.

El Nuevo Día trató de contactar a Longo Quiñones para una reacción, pero los esfuerzos resultaron infructuosos.