Osvaldo Soto al salir de la vista de hoy. (Ramón "Tonito" Zayas)

El designado para dirigir la Oficina del Contralor de Puerto Rico, Osvaldo Soto García, defendió hoy ante la Comisión Especial de Nombramientos de la Cámara de Representantes sus credenciales y experiencias para asumir el cargo al sostener que tiene los más “altos valores éticos” que lo cualifican para llevar el organismo a un nuevo sitial.

Sin embargo, también reconoció que nunca ha liderado una auditoría.

El nominado, sin embargo, sigue sin los 26 votos necesarios para ser confirmado, señaló el presidente de la Cámara, Carlos “Johnny” Méndez. “En el útimo conteo que yo hice no (cuenta con los votos)”, subrayó al decir que se trata básicamente de “una mayoría absoluta”. Soto García necesita 26 votos.

Al defender sus credenciales , Soto García señaló que ni la Constitución ni la ley exigen que él tenga experiencia como auditor y menos que sea un Contador Público Autorizado (CPA). "Por ello, dos de los siete contralores, no son CPA”, argumentó ante la Comisión Especial de Nombramientos el secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza.

Indicó que el proceso de auditorías que realiza el Contralor está regulado y dirigido por un manual de normas de auditorías. Insistió en que el trabajo que realiza el organismo "no se trata de una persona y “mucho menos de un título exclusivo”, sino de un “equipo”. “De un líder comprometidos que gerencia efectivamente y redirija a la Oficina del Contralor junto a los profesionales que realizan el trabajo cada día”, señaló ante la Comisión.

Se describió como un comunicador efectivo con habilidad para escuchar, un líder restructurado y como una persona comprometido al trabajo duro con "probada experiencia profesional en gerencia de proyectos complejos. “Tengo experiencia en la supervisión de personal y equipos de trabajo”, dijo el exsecretario de Asuntos Públicos del Senado bajo la presidencia de Thomas Rivera Schatz.

Como parte de su ponencia, Soto García resaltó que viene de una “cuna humilde” y siempre soñó con ser abogado. “También lo logré con muchos sacrificios”, dijo el designado, quien no está admitido en la práctica de la abogacía. Ante preguntas del representante del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Denis Márquez, reconoció que nunca ha litigado en los tribunales del país.

Me parece que es un horrible, un mal y una irresponsabilidad de la gobernadora de Puerto Rico (Wanda Vázquez Garced) haberlo nominado a usted al puesto del Contralor de Puerto Rico”, sostuvo Márquez dirigiéndose al nominado durante su intervención.

“Tiene los grados, pero en su vida ha trabajado como abogado, nunca ha litigado y se auto elogiaba como abogado para hacernos creer que era la personas para la Oficina del Contralor que a todos luces es un premio de consolación de la gobernadora de Puerto Rico”, añadió el legislador pipiolo.

Contrario a lo que suele suceder en este tipo de vista pública, Soto García no inició dando un resumen sobre sus credenciales académicas y laborales, sino que entró directamente a presentar lo que serán sus iniciativas de recibir el aval de ambas cámaras legislativas.

El nominado detalló que su plan de trabajo incluiría la transformación tecnológica del organismo, la creación de una división de fondos federales, el establecimiento de una sede oficial, el fortalecimiento del registro de contratos, la publicación de las auditorías a tiempo y la restitución de la confianza del pueblo en el organismo a través de una comunicación efectiva con entidades federales y estatales que también fiscalizan el uso de fondos públicos.

En la vista participan el presidente de la Cámara, Carlos “Johnny” Méndez, el portavoz de la mayoría del Partido Nuevo Progresista (PNP), Gabriel Rodríguez Aguiló; así como los representantes penepés Antonio Soto, José Aponte y José “Quiquito” Meléndez. Por las minorías, participan el portavoz del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Denis Márquez; así como los populares Jesús Santa y Rafael “Tatito” Hernández. El independiente Manuel Natal también participa de intercambio.

Soto García reconoció que en los pasados días realizó cabildeo en favor de su nominación visitando la oficina de varios legisladores. Agregó, además, que se ha reunido con la Asociación de Auditores y Empleados de la Oficina del Contralor, organismo que le dio un espaldarazo a su designación.

“Sin prisa" el nombramiento

Méndez sostuvo que la Cámara no tiene “prisa” en llevar el nombramiento a votación. “Nos daremos nuestro tiempo para evaluar porque hay muchas personas que nos han pedido someter ponencias por escrito y nosotros le vamos a dar la oportunidad”, expuso Méndez.

El líder cameral dijo que esperaba más “profundidad” en la ponencia de Soto García. “Tiene que darnos a nosotros las bases sólidas para que cuando defendamos ese nombramiento tengamos la certeza de que esa persona que va a ocupar ese cargo por los próximos diez años tiene la estatura de pasados contralores”, sentenció el presidente de la Cámara.

No ha trabajado realizando ni tan siquiera auditorías para una firma, así que no creo que cumpla con la competencia que vendría a hacer lo que se requiere a nivel, no de las guías, sino de lo que requiere la ley y las normas federales para quienes dirijan entidades como la Oficina del Contralor”, expuso el presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara.

Mientras, a preguntas de Meléndez -quien está a favor de la designación- Soto García dijo que la competencia es colectiva y que él viene a transformar la Oficina junto al equipo.