Osvaldo Soto, a su salida de la vista, prefiere que su nominación se lleve a votación en la Cámara. (Ramón "Tonito" Zayas)

El nominado a dirigir la Oficina del Contralor de Puerto Rico, Osvaldo Soto, sostuvo hoy que prefiere que su designación sea llevada a votación por la Cámara de Representantes a pesar de que, al momento, no tiene los 26 votos necesarios para ser confirmado por este cuerpo legislativo.

“Ya veremos qué pasa, pero yo seguiré adelante”, aseguró Soto García a su salida de la vista de la Comisión Especial de Nombramientos de la Cámara que evaluó hoy la designación.

“Yo soy una persona que siempre me he caracterizado por un ser un líder y una persona respetuosa de los procesos, así que aquí estoy”, agregó.

En medio de la vista pública, el presidente de la Cámara, Carlos “Johnny” Méndez, dijo que tan reciente como esta mañana, Soto García seguía sin los votos. El nominado, por su parte, indicó que continuará visitando a legisladores en busca de ese apoyo mayoritario. Alegó que ha logrado convencer a algunos representantes, pero prefirió no revelar quienes o cuántos son.

“Voy a reservarme la cantidad y los nombres porque es una cuestión de deferencia y no quiero faltar a la confianza que he hecho individualmente con ellos”, expresó.

Sostuvo que no le solicitará a la gobernadora Wanda Vázquez Garced que retire su designación. Tras la primera parte de la vista pública -que se extendió por más de tres horas- solo el representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), José “Quiquito” Meléndez, favoreció la figura de Soto García como contralor.

“No, no (le solicitaré a la gobernadora que retire mi designación)…yo creo que cuando tú eres una persona que viene de abajo y que todo en la vida no te ha sido entregado, sino que te ha costado sacrificio, eso tiene mucho valor”, dijo Soto.

Afirmó que su debe ser evaluado por sus méritos y no por las “opiniones” de ciertos sectores. “Hay otras cosas más importantes”, dijo. Tanto el Colegio de Contadores Públicos Autorizados (CPA) como excontralores de Puerto Rico han rechazado la designación de Soto García.

Durante la vista pública, el designado reconoció que nunca ha hecho una auditoría y que no está admitido en la práctica de la abogacía.

A preguntas de la prensa, afirmó que vale la pena enfrentarse al escrutinio del que ha sido parte por los pasados días tras anunciarse la nominación. “Ciertamente, son procesos a veces difíciles, no tanto para uno sino para la familia. Pero yo me siento honrado de la señora gobernadora y que haya tenido esa deferencia para conmigo de reconocer los altos valores éticos y la experiencia profesional que tengo, más allá de lo que dice la Constitución y la Ley 9 (Ley Orgánica de la Oficina del Contralor) que no especifica que tiene que ser un Contador Público Autorizado”, señaló.

Como parte de su ponencia, Soto García propone la transformación tecnológica del organismo, la creación de una división de fondos federales, el establecimiento de una sede oficial, el fortalecimiento del registro de contratos y la restitución de confianza del pueblo en el organismo a través de una comunicación efectiva con entidades federales y estatales que también fiscalizan el uso de fondos públicos y la publicación de auditorías a tiempo.