Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El secretario de Salud, entretanto, dijo que “inmediatamente que se me informó del lamentable y penoso fallecimiento de la niña en el CDT de Vieques, me comuniqué con los médicos que laboran en el mismo para conocer el cuadro clínico de la niña”.
El secretario de Salud, entretanto, dijo que “inmediatamente que se me informó del lamentable y penoso fallecimiento de la niña en el CDT de Vieques, me comuniqué con los médicos que laboran en el mismo para conocer el cuadro clínico de la niña”.

El secretario del Departamento de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, ordenó una investigación sobre la muerte de una preadolescente de 13 años en Vieques, cuya familia alega que fue a causa de no tener disponible un ventilador mecánico en el centro de diagnóstico y tratamiento (CDT) de la isla municipio. 

Sin embargo, el secretario de Salud en las declaraciones escritas que emitió no menciona nada sobre la ausencia de un ventilador mecánico en el CDT. 

“He ordenado que se investigue -por parte del Departamento de Salud- todo lo relacionado con este caso para asegurarnos que se siguieron las medidas clínicas que corresponden, de acuerdo a su condición, ya que cada vida es valiosa y debemos siempre salvaguardar la salud de todos en Puerto Rico”, dijo Rodríguez Mercado. 

Aunque ordenó la pesquisa, el secretario concluyó en sus declaraciones, y a base de la información que recibió, que el “estado clínico (de la menor) ya estaba muy comprometido dando lugar a su fallecimiento”.

Jaideliz Moreno Ventura había sido llevada el viernes pasado a una institución médica en la isla grande y se le hicieron pruebas para detectar influenza que arrojaron resultados negativos, contó a este medio el tío de la menor, Carlos “Prieto” Ventura. La preadolescente, en ese momento, sufría de fiebre, dolor de garganta y dolor de cabeza, contó el tío. “Le dieron de alta y ella regresó a Vieques”, dijo Ventura. 

Explicó que, al día siguiente, la preadolescente se quejó de dolor fuerte en la cabeza y, acto seguido, se desplomó y comenzó a convulsionar por lo que fue llevada -cerca de las 6:00 a.m.- al CDT donde le colocaron un tanque de oxígeno para tratar de asistirla. 

“Se estaba quedando sin oxígeno porque no es lo mismo a mano que con una máquina. Tienen que reclutar a siete personas para que ayuden a mantenerla con oxigeno porque es tedioso. La gente se cansa tanto de estar apretando que llega el momento que se trincan los brazos. Le llegaron a adelantar la saturación. Cuando llega (la ambulancia aérea) Aeromed, la niña no pudieron mantenerla. Pero en este proceso pasaron horas”, contó el tío.

La ambulancia aérea Aeromed, a través de un comunicado de prensa, aclaró que fue contactada por personal médico del CDT que no concluyó el proceso y que pese a ello, despacharon el servicio que llegó a Vieques a las 10:48 a.m. 

“Aeromed recibió la primera llamada del CDT de Vieques para solicitar el servicio de transporte aeromédico a las 8:08 AM.  A los cuatro minutos de iniciada la llamada, o sea, a las 8:12 AM y mientras el personal de despacho de Aeromed realizaba el protocolo correspondiente para coordinar el vuelo, el médico que atendía la niña canceló el servicio indicando que sería transportada en avioneta”.

“Con posterioridad, a las 8:41 AM, el CDT de Vieques llama a Aeromed para solicitar el servicio nuevamente, al explicar que cuando la niña llegó en ambulancia terrestre al aeropuerto de Vieques, no pudo ser transportada porque estaba “inestable.” A las 8:43 AM, el CDT de Vieques colgó la llamada antes de terminar el proceso de coordinación del vuelo con el despacho de Aeromed.  El despacho de Aeromed intentó comunicación nuevamente con el CDT de Vieques desde las 8:44 AM hasta las 9:04 AM en varias ocasiones”, continúa. 

Finalmente, Aeromed se comunicó con el personal del CDT y llegaron a Vieques pero “el CDT de Vieques, lamentablemente, nunca pudo estabilizar a la niña y la declaró como fallecida a las 11:40 AM.  La niña nunca estuvo apta para transporte aeromédico bajo los estándares de cuido establecidos desde que el CDT formalizó la solicitud de los servicios de Aeromed”.

El secretario de Salud, entretanto, dijo que “inmediatamente que se me informó del lamentable y penoso fallecimiento de la niña en el CDT de Vieques, me comuniqué con los médicos que laboran en el mismo para conocer el cuadro clínico de la niña”. 

“Se me informó que la paciente fue tratada en un hospital privado de la zona metropolitana en San Juan y fue dada de alta. Luego de varios días en su hogar en Vieques, su salud se deteriora por lo cual fue llevada al CDT de la Isla Nena donde se le dio tratamiento médico, pero su estado clínico ya estaba muy comprometido dando lugar a su fallecimiento”, dijo.

El antiguo hospital de Vieques permanece cerrado desde el azote del huracán María y se ha convertido en guarida de caballos realengos. Desde entonces, los viequenses solo cuentan con un centro clínico, que ofrece servicios limitados de salud, en las instalaciones de lo que antes era un refugio, en el barrio Las Marías. La gobernadora Wanda Vázquez Garced visitó ambos lugares en noviembre pasado y posteriormente envió suministros médicos. 

“No sé por qué dicen (en el CDT) que no necesitan nada. No dicen nada y luego uno va allí y se encuentra que no hay medicamentos”, denunció Ventura.

La creación de un nuevo CDT está en manos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) que aún no logra un acuerdo con el gobierno federal. Mientras tanto, se mantienen los reclamos de los viequenses no solo por un transporte colectivo digno sino por servicios de salud adecuados.