Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

En enero de 2019, se instalaron las primeras placas solares y baterías en el parque de bombas de Rincón. Cinco meses después, se hizo lo propio en Culebra. (Suministrada)

La vulnerabilidad del sistema eléctrico no discrimina. El huracán María, cuyo tercer aniversario se cumple hoy, dejó claro que ni los bomberos, paramédicos y policías, entre otro personal de la primera línea de atención, se salvan de los apagones, lo que puede comprometer su capacidad de respuesta.