Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

La planta de reciclaje de Guaynabo procesa 800 toneladas de residuos sólidos al mes, de las cuales el 20% se rechaza por errores en la segregación en los hogares.
La planta de reciclaje de Guaynabo procesa 800 toneladas de residuos sólidos al mes, de las cuales el 20% se rechaza por errores en la segregación en los hogares. (Vanessa Serra Díaz)

Aunque el escollo principal del reciclaje en Puerto Rico es la falta de mercados locales, errores en la segregación de los materiales, sobre todo a nivel residencial, contribuyen al rezago de la industria.