La lista de comercios incluye supermercados, panaderías, farmacias y gasolineras que tienen área de cafeterías.
La lista de comercios incluye supermercados, panaderías, farmacias y gasolineras que tienen área de cafeterías. (Juan Luis Martínez Pérez)

Nota del editor: te invitamos a mantenerte bien informado durante esta emergencia. Accede libre de costo a todas las noticias y actualizaciones relacionadas con el paso del huracán Fiona por Puerto Rico. Gracias por apoyar el periodismo responsable. Suscríbete hoy.

--

Los participantes del Programa de Asistencia Nutricional (PAN) que utilicen su tarjeta para adquirir alimentos preparados tendrán que regirse a aquellos locales certificados por la Administración de Desarrollo Socioeconómico de la Familia (ADSEF), aunque no todos los 3,085 establecimientos incluidos en la lista necesariamente vendan comida preparada.

Esta dispensa que permite a los beneficiarios adquirir alimentos calientes fue anunciada ayer, martes, por el gobernador Pedro Pierluisi tras el paso del huracán Fiona que dejó a la isla entera a oscuras. Dicha dispensa solamente estará disponible hasta el domingo, 25 de septiembre.

El listado de comercios incluye supermercados, panaderías, farmacias y gasolineras que tienen área de cafeterías y que han sido certificados a nivel federal, explicó el administrador de ADSEF, Alberto Fradera Vázquez. Pese a que la lista “se actualiza constantemente”, no se prevé la inclusión de restaurantes.

“Esto requiere una programación, esto requiere un reglamento, requiere certificar a estos comercios. Esto es un proceso que conlleva una logística que nosotros no podemos. El gobierno federal así no lo permite yo decir ‘mira, lo puedes aceptar ahora’. Hay que cumplir con unos requisitos del gobierno federal”, detalló Fradera Vázquez.

“Esta dispensa que solicitamos al gobierno federal se solicita como parte del esfuerzo de Puerto Rico para facilitar que las familias puedan tener acceso a alimento a lo que siguen avanzando los procesos de recuperación de Puerto Rico. Hay que recordar que nuestros comercios tienen que cumplir con unas regulaciones federales y, al momento de no cumplir con ellas, se exponen a una multa y a perder su certificación”, agregó.

Debido a los estragos que causó el fenómeno atmosférico, específicamente en los municipios del sur y oeste de la isla, Fradera Vázquez no descartó la posibilidad de que se extienda la fecha de la dispensa. No obstante, esto quedará en manos del gobierno federal.

“La emergencia continúa. Todos los días nosotros tenemos reuniones en la mañana con todo el componente gubernamental. Estamos muy atentos al proceso de recuperación y, de entenderse prudente, solicitar una extensión adicional al gobierno federal para este ‘waiver’ así lo estaremos haciendo”, aseguró, al mencionar que también se ha está trabajando un plan para que este programa sea permanente para envejecientes y personas sin hogar.

Mira aquí los comercios autorizados:

¿Habrá un incentivo adicional?

La posibilidad de que los participantes del PAN vean algún incentivo adicional, sobre todo aquellos que perdieron alimentos por la interrupción de servicio de energía eléctrica, también dependerá del gobierno federal.

Esto porque el PAN es un programa de subvenciones en bloque con tope de $2,500 millones anuales para repartirse entre las 800,000 familias participantes, que equivale a 1.5 millones de personas.

“Nosotros tenemos unas restricciones totalmente diferentes a lo que son las regulaciones que tiene el programa SNAP (Supplemental Nutrition Assistance Program) en los Estados y, lamentablemente, nosotros no tenemos acceso al Fondo de Emergencia de inmediato. Si fuéramos SNAP, pues ya hace rato hubiéramos podido tener acceso a esos fondos de emergencia y no solamente estaríamos asistiendo a nuestros participantes, sino a todo ciudadano que se hubiera visto afectado por esta emergencia que tuvieron pérdidas en sus hogares. Esperamos que en un momento podamos recibir el desembolso de una asignación adicional para poder asistir a nuestras familias”, acotó.

Por otro lado, indicó que el dinero para el mercado familiar tampoco se asignará para la adquisición de alimentos o comida caliente.

“Hay que recordar que este programa tiene dos propósitos: el principal es proveerles alimentos nutritivos a nuestras familias en Puerto Rico y eso lo garantizan los mercados familiares y, número dos, también apoyar lo que produce Puerto Rico. Nuestros agricultores se han visto afectados por esta emergencia y dejar en suspenso este programa en este momento, pues también estaría afectando a este sector que aporta demasiado a Puerto Rico y las familias”, señaló al asegurar que espera que estos mercados reanudarán a finales de esta semana o la semana próxima.

💬Ver comentarios