Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Imagen de una clase presencial de primer grado en Nueva York, Estados Unidos, el pasado mes de octubre. (Mary Altaffer)

Reabrir las escuelas para retomar las clases presenciales tras un año de aprendizaje a distancia sería una de las principales medidas para que el país pueda, poco a poco, regresar a la normalidad en medio de la pandemia de COVID-19. Pero requerirá que, cual malabaristas, se siga el rastro, a la vez, de las necesidades de los menores para aprender, del ritmo de contagios con coronavirus, la seguridad de los ambientes escolares y hasta las realidades económicas de las familias, coincidieron expertos.

💬Ver comentarios