Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Walker Ramos fue destituido como presidente de la UPR en julio de 2016, y desde agosto de ese mismo año ha ofrecido clases en el Recinto Universitario de Mayagüez.
Walker Ramos fue destituido como presidente de la UPR en julio de 2016, y desde agosto de ese mismo año ha ofrecido clases en el Recinto Universitario de Mayagüez. (David Villafane/Staff)

El 21 de septiembre de 2021, se puso punto final a “cinco años, dos meses y 14 días” de angustias e incertidumbre, pero también de mucho aprendizaje para el expresidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR) Uroyoán Walker Ramos. Para él, el dictamen de no culpabilidad emitido por un juez del Tribunal de Primera Instancia de San Juan reflejó lo que, desde 2016, había profesado: que no cometió ilegalidad alguna en el otorgamiento de becas presidenciales en 2015.

💬Ver comentarios