La unidad #2 tuvo una avería en una bomba de condensado, indicó el director de Generación de la AEE, Justo González. (Archivo / GFR Media)
En total, la AEE pretende llenar 122 puestos temporeros en el Directorado de Generación.

La Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) pospuso hasta nuevo aviso la feria de empleo anunciada para el 20 de septiembre, ya que ofrecerá los puestos a exempleados que pasaron al gobierno central a causa de la transición con LUMA Energy y ahora expresaron interés en ocuparlos, informó hoy, miércoles, el subdirector ejecutivo de Administración de la corporación pública, Jaime López.

En total, son 122 puestos temporeros en el Directorado de Generación, que es el único que permanece bajo el control de la AEE. Entre las plazas disponibles, hay mecánicos, electricistas, químicos, técnicos de instrumentos y técnicos de laboratorio.

“La razón por la que pospusimos (la feria de empleo) es que recibimos interés de excompañeros de la Autoridad que pasaron al gobierno central (en la transición con LUMA). Nuestra oficina de Recursos Humanos recibió llamadas de excompañeros, a quienes les interesa participar o que se les reconsidere para regresar a la Autoridad a través de este reclutamiento”, dijo López en entrevista con El Nuevo Día.

“Decidimos posponer para hacer un proceso interno, donde se le ofrezcan las posiciones a los compañeros que se han ido a otras agencias o corporaciones públicas por movilidad… que se les ofrezca la oportunidad de regresar, aunque sea en carácter temporero”, agregó.

Precisamente, explicó López, por ser plazas temporeras los empleados que las ocupen retendrán sus puestos en la agencia o corporación pública que los acogió en la transición con LUMA. Pasarían a la AEE en destaque o licencia sin sueldo y de ello dependerá quién les pagará.

Sea cual sea el escenario, sostuvo el funcionario, el presupuesto de las plazas ya fue aprobado por la Junta de Supervisión Fiscal.

“Lo mismo pasaría con los beneficios. Si el empleado pasa para acá con una licencia sin sueldo, tiene derecho a plan médico. Si viene en destaque, se queda con la compensación y beneficios marginales que tiene ahora”, dijo.

Según López, este proceso de reclutamiento “es la continuación” de esfuerzos realizados en marzo y mayo pasado, cuando se publicaron 103 y 99 puestos, respectivamente.

“En marzo y mayo, fueron convocatorias internas y no todos los puestos se llenaron. Por eso, fue que salimos con un proceso más abierto al público general, con 122 puestos, pero pospusimos por el interés que manifestaron los excompañeros”, reiteró.

La expectativa de López es que las plazas se ocupen “lo antes posible”. No especificó hasta cuándo estarían ocupadas, pues dependerá, por ejemplo, de la finalización de la alianza público privada que el gobierno tiene en curso para el Directorado de Generación. Una vez venza el plazo temporero, los empleados regresarán a su agencia o corporación pública actual.

Por último, López negó que la posposición de la feria de empleo haya sido una instrucción del designado secretario de Estado, Omar Marrero, o La Fortaleza. “Fue una decisión gerencial”, acotó.

Figueroa Jaramillo: “Una vil mentira”

Para el presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), Ángel Figueroa Jaramillo, las expresiones de López son “una vil mentira” y presuntamente demuestran que la AEE no tiene la genuina intención de traer de vuelta a sus exempleados.

Figueroa Jaramillo citó la Sección 15 de la Ley 120-2018 (Ley para Transformar el Sistema Eléctrico), “que establece que la Autoridad tenía la obligación de aplicar la movilidad de los trabajadores primeramente desde la propia empresa, pero lo que hicieron fue publicar un grupo de plazas y luego decir que nadie las solicitó”.

“Lo que tenían que hacer era identificar la necesidad (en Generación) y reubicar a los empleados en esas plazas, pero dejaron la responsabilidad en los trabajadores, cuando por ley debe ser al revés”, indicó.

Añadió que “es un error” anunciar las plazas como temporeras, pues, a su juicio, la Ley 8-2017 (Ley del Empleador Único) dispone que los empleados que se mueven entre agencias y corporaciones públicas conservan su condición de regulares. “En la Autoridad, quien llega de la calle empieza como temporero, pero no es que el puesto sea temporero. Los puestos son regulares”, dijo.

“Ahora, al decirle a los compañeros que soliciten como si fueran nuevos, el efecto será que nadie solicitará. Es un entrampamiento y una violación de ley. Lo que estamos viendo ahora son las secuelas del desmadre que hicieron al principio (de la transición a LUMA)”, puntualizó Figueroa Jaramillo.

💬Ver comentarios