El incendio en la subestación de Río Piedras afectó a un total aproximado de 800,000 abonados, de un total de 1.4 millones.

Tras el incendio reportado esta noche en la subestación eléctrica de Monacillos, el principal oficial ejecutivo (CEO) de LUMA Energy, Wayne Stensby, estimó que el consorcio tardará entre seis y ocho horas en restablecerle el servicio a los 700,000 abonados que continúan sin luz a poco menos de tres horas del evento.

“A las 6:11 p.m., se reportó una avería en la subestación eléctrica de Monacillos. En estos momentos, no tenemos la causa del evento. Se está trabajando con mucha seguridad y estamos en el proceso de continuar energizando a los clientes afectados. Actualmente (8:35 p.m.), tenemos 700,000 clientes fuera. Estamos estimando que demoraremos entre seis y ocho horas en restablecer el servicio”, sostuvo Stensby en una conferencia de prensa a las afueras de la subestación afectada.

El CEO del consorcio a cargo de la distribución y transmisión de la energía eléctrica en el país desde el 1 de junio, señaló que a otros 100,000 clientes afectados ya se les restableció el servicio.

Por su parte, la jefa de seguridad de LUMA, Michelle Hernández de Fraley, aseguró que las autoridades evalúan al momento qué fue lo que ocurrió. “Hay cámaras de seguridad por todo Monacillos”, expresó. Minutos antes, el Negociado Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) confirmó que investigaba el fuego al no poderse determinar en principio si fue por causas accidentales o un acto criminal.

“Todos los componentes se movieron desde el área de Ponce para acá. Bomberos pudo contener el fuego, que está ahora en fase de enfriamiento. Estamos siendo cautelosos. Tanto la Policía como el FBI está en la escena, y estamos mirando todos los ángulos”, indicó el secretario del Departamento de Seguridad Pública, Alexis Torres.

A preguntas sobre un posible sabotaje, Torres señaló que la pesquisa se encuentra en etapa inicial.

Sobre el estado del sistema eléctrico, el director ejecutivo de la AEE, Efran Paredes señaló que trabajan en encender las máquinas que salieron con el evento. “Arrancamos unidades en Mayagüez y remotas. No tenemos reportes de daños en ninguna unidad”.

El jefe de Operaciones del Sistema Eléctrico, Gary Soto, dijo en conferencia de prensa que no se trata de un “evento catastrófico”, al indicar que no hubo daño en equipos mayores, sino que se trataba de un proceso de restablecer la generáción para tener suficiente energía y devorvel el servicio a los clientes.

Apuntó que algunas unidades podían tomar hasta una hora y media para arrancar.

Ante la situación, el principal ejecutivo de Innovación e Información, Enrique Volckers Nin, informó que activaron los protocolos de emergencias de Telecomunicaciones e Informática del Gobierno de Puerto Rico.

Estamos alertas y pendientes para que nuestra gente no se vea afectada en términos de los servicios que ofrecemos. Durante el proceso, verificamos que los diferentes centros de datos que ofrecen servicio al ciudadano y localizaciones críticas estén en función, con generador eléctrico funcional y suficiente capacidad de “diesel” para trabajar varios días. De igual forma, validamos que las diferentes localidades de telecomunicaciones estén en niveles óptimos y con suficiente resguardo”.

Al momento, las agencias y proveedoras de telecomunicaciones han reportado que están trabajando a capacidad y que no ha habido bajas en los sistemas ni la Red Interagencial del Gobierno.

En declaraciones escritas, la Junta de Supervisión Fiscal aseguró que “trabajará en estrecha colaboración con todas las autoridades pertinentes para abordar los eventos que desencadenaron este capítulo triste, pero con suerte breve, en el sistema energético de Puerto Rico”.

💬Ver comentarios