Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

El campamento base en Yauco, con alrededor de 200 refugiados, se llenó de fango tras las lluvias que comenzaron a afectar desde el jueves en la noche. (Suministrada)
El campamento base en Yauco, con alrededor de 200 refugiados, se llenó de fango tras las lluvias que comenzaron a afectar desde el jueves en la noche. (Suministrada)

Las imágenes del radar que maneja el Servicio Nacional de Meteorología (SNM) sugieren que ayer cayeron hasta cuatro pulgadas de lluvia en el área sur y suroeste de la isla donde aún permanecen miles de refugiados viviendo bajo carpas o toldos tras el terremoto de 6.4, el pasado 7 de enero.

💬Ver comentarios