Se adhiere a los criterios de The Trust Project
Municipio de Arecibo analiza propuestas para albergue de animales tras no renovar contrato con antiguo operador

El acuerdo para administrar el Centro de Control y Albergue de Animales Capitán Correa venció el 30 de junio

8 de julio de 2024 - 5:02 PM

Uno de los perros que fue trasladado desde el albergue en Arecibo hasta la sede de Humane Society en Guaynabo. (Ramon "Tonito" Zayas)

El personal del Municipio de Arecibo evalúa propuestas para la operación del Centro de Control y Albergue de Animales Capitán Correa, luego que el contrato de 10 años con el antiguo administrador venciera el 30 de junio y el gobierno municipal optara por no renovarlo.

“El contrato del albergue de animales venció el pasado 30 de junio, y no será renovado. Al momento, el personal municipal se encuentra en medio del proceso de recibir y analizar propuestas e ideas por parte de diferentes entidades y ciudadanos”, confirmó este lunes la secretaria municipal de Arecibo, Yisel Belén Alfonso, en declaraciones escritas remitidas a El Nuevo Día.

De momento, se desconoce si la administración municipal se ha comunicado con la organización Rabito Kontento, que se había hecho disponible para asumir la administración del espacio y transformarlo en un centro de adopción, educación comunitaria y esterilizaciones a bajo costo. Este medio supo que la entidad sin fines de lucro sigue interesada en el proyecto.

El albergue es eje de controversias, desde mayo, luego que se reportara que, hasta allí, fue trasladado “Jhonny”, un perro que pertenecía al cantante de música urbana Raúl Armando del Valle Robles, conocido como Luar la L. El artista hizo varias publicaciones para denunciar que supuestamente el Municipio de Río Grande recogió al can en la urbanización en la que reside, pese a que tenía un collar e identificación.

Luar la L estalla por misteriosa desaparición de su perro

Luar la L estalla por misteriosa desaparición de su perro

"Son unos puercos", dijo y pidió una cadena de oración

La Policía allanó el albergue de Arecibo, el 17 de mayo, en busca de “Jhonny”, pero no lo consiguieron. Posteriormente, fueron alertados del hallazgo de los restos de un perro negro en estado de descomposición en la parte posterior del albergue.

Aunque, en ese momento, se solicitó un análisis para determinar si el animal, en efecto, era Jhonny, las muestras que se enviaron para comparación no fueron suficientes para establecer la identidad, informó este lunes a El Nuevo Día el agente Joel Vidot, coordinador de Bienestar y Protección de los Animales de la Policía en Arecibo.

“Se hace esta prueba al cadáver, se le extrae pelo, y entonces se coge un muestreo de la camita que proveyó la gente de Luar para hacer una comparativa, pero el laboratorio se comunicó recientemente (para decirnos que) no era posible realizar la prueba con el muestreo que se le envió. Fue muy lamentable, pero es lo que ocurrió. No hay forma de probar, ahora mismo, si ese cadáver en descomposición que estaba en la parte de atrás es, en efecto, Jhonny o no”, detalló el oficial, quien abundó en que la investigación policial continúa con una serie de requerimientos de información.

Después del suceso, el 28 de mayo, la División de Bienestar y Protección Animal de la Uniformada removió 69 perros y seis gatos retenidos en el Centro de Control y Albergue de Animales Capitán Correa y los trasladó al albergue de la organización Humane Society, en Guaynabo.

Nueva oportunidad de vida: así trasladaron a 75 animales que estaban rumbo a la eutanasia en centro de Arecibo

Nueva oportunidad de vida: así trasladaron a 75 animales que estaban rumbo a la eutanasia en centro de Arecibo

Fueron acogidos por el albergue Humane Society of Puerto Rico, en Guaynabo, tras ser removidos, por personal de la Policía, del Centro de Control y Albergue de Animales Capitán Correa, en Arecibo.

Allí, los animales fueron recibidos con la esperanza de una nueva oportunidad de vida, mediante esfuerzos para encontrarles un nuevo hogar permanente o temporal. La directora ejecutiva de Humane Society, Maritza Rodríguez, indicó que los animales estaban bien, algunos tenían sus vacunas vigentes, pero otros estaban delicados de salud por diversas situaciones, como sarna y quistes.

Rodríguez informó que 49 de los animales que recibieron de Arecibo estaban en proceso “de transición”, es decir, adopción o eutanasia.

El agente Vidot ha estado en comunicación con la organización y ha visitado el albergue en Guaynabo, donde informó que “ha habido un movimiento de adopción muy bueno”, aunque todavía es necesaria la colaboración ciudadana “para que esos animalitos encuentren una segunda oportunidad de vida”.

La remoción de los animales surgió, como medida cautelar, en respuesta a una orden solicitada por la Policía, ante el Tribunal de Arecibo, como resultado de los planteamientos del ex director ejecutivo del albergue Carlos Negrón Casalduc, en un pleito civil presentado el 20 de mayo contra el Municipio de Río Grande y otros 12 codemandados, en el que alegó que “los animales corrían peligro por la falta de acceso de su personal al centro y el inminente cierre del lugar”.

El pleito por difamación, violación de derechos civiles y allanamiento ilegal aún no se ha dilucidado en los tribunales. Según el registro electrónico, el caso se encuentra en el emplazamiento de las partes demandadas, siendo el Municipio de Río Grande el último al que se expidió orden para emplazar, el 31 de mayo.

Popular en la Comunidad


Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: