Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El voto por internet está incluido en el nuevo Código Electoral que evalúa La Fortaleza. (GFR Media)
El voto por internet está incluido en el nuevo Código Electoral que evalúa La Fortaleza. (GFR Media)

Múltiples organizaciones de Estados Unidos, como la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), que tiene un capítulo en Puerto Rico, arreciaron ayer su campaña en contra del voto por internet en la isla, que está incluido en el proyecto del Código Electoral, al sostener una reunión virtual sobre el tema con personal de La Fortaleza.

La pieza legislativa llegó el martes a la Mansión Ejecutiva y se convertiría en ley con la firma de la gobernadora Wanda Vázquez o si no toma acción alguna en o antes del 16 de mayo.

Mayte Bayolo, abogada de Asuntos Legislativos y Política Pública de ACLU en Puerto Rico, explicó que el asesor en asuntos legislativos Juan Adames se comprometió en hacer llegar las preocupaciones del grupo, que se centran en la poca confiablidad del voto por internet y cómo no se espera que se desarrolle la tecnología óptima para garantizar el derecho al voto de esa manera por la próxima década.

Bayolo, quien participó en la reunión junto a representantes de organizaciones como Verified Voting, Protect Democracy, Brennan Center for Justice, el Center por Scientific Evidence and Public Issues at the American Association for the Advancement of Science, dijo que Adames mostró interés genuino por los planteamientos y solicitó información adicional para remitir a la gobernadora. Entre los participantes se encontraba Marian Schneider, quien testificó en el Congreso sobre la intervención de Rusia en las elecciones en Estados Unidos de 2016 y el expresidente de la Comisión Electoral de Virginia, Edgardo Cortés.

La prioridad del grupo y lo que se busca por este medio y se lo reiteramos al licenciado es que queremos que se elimine el voto por internet. En las conversaciones, Adames pidió recomendaciones y la ACLU ya las había enviado en cuanto al voto al tema de voto a distancia”, dijo Bayolo al precisar que los grupos opositores persiguen que el proyecto sea vetado por la gobernadora.

El jueves, el portavoz de la minoría popular en la Cámara de Representantes, Rafael “Tatito” Hernández, también levantó preocupaciones sobre el voto por internet.

El proyecto del Código Electoral permite la herramienta del voto electrónico en estas próximas elecciones para personas con dificultad de movilidad, no videntes y los que soliciten voto ausente. En el 2024, el voto por internet estaría disponible, además, en las primarias y las primarias presidenciales, siendo este tipo de voto electrónico opcional para la elección general. Para el 2028 será a discreción de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) determinar si el voto electrónico será la única alternativa para ejercer el derecho al sufragio.

Duranteel encuentro cibernético, contó Bayolo, Schneider de la organización Verified Voting, trajo a colación la importancia de que se mantenga la herramienta del voto por papeleta como una garantía para preservar un tracto del mismo. 

“Se le reiteró (a Adames) que hay un consenso rara vez visto en la comunidad científica en contra del voto por internet. Incluso el Departamento de la Defensa y la Cámara de Representantes de Estados Unidos”, dijo Bayolo. La abogada recordó un ejemplo ofrecido por personal de la organización Brennan Center, en el sentido de que cualquier irregularidad relacionada al voto electrónico podría poner en duda el resultado de consultas cuyo final luego tenga que ser evaluado por el Congreso.

Tan reciente como ayer, el Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos declaró que el voto por internet es de “alto riesgo”, según reportó el periódico The Guardian. La agencia federal publicó unas guías sobre el tema y urgió a los estados evitar o restringir el uso de esta herramienta solo a votantes que no tienen otra manera de votar.

No hay ningún tipo de tecnología que pueda proveer seguridad. Hasta el momento la tecnología está expuesta a hackeos y no hay garantía tampoco de que el voto sea secreto en la medida en que habrá maneras de verificar cómo cada persona votó”, dijo Bayolo.

Por su parte, Hernández sostuvo que el voto electrónico abre las puertas al “fraude digitalmente institucionalizado”, el registro electrónico del elector puede ser modificado sin supervisión alguna por el propio ciudadano y abre las puertas al doble voto ante la posibilidad de que el mismo elector vote electrónicamente y ese mismo día presencialmente.

También señaló, como hizo la ACLU, que el sistema de voto electrónico no produce copias impresas ni deja evidencia física de tracto.