Empleados y subcontratados de LUMA Energy realizan trabajos de desganche tras el paso del huracán Fiona. (Archivo)
Empleados y subcontratados de LUMA Energy realizan trabajos de desganche tras el paso del huracán Fiona. (Archivo) (Jorge A. Ramírez Portela)

Nota del editor: te invitamos a mantenerte bien informado durante esta emergencia. Accede libre de costo a todas las noticias y actualizaciones relacionadas con el paso del huracán Fiona por Puerto Rico. Gracias por apoyar el periodismo responsable. Suscríbete hoy.

---

Oficiales de LUMA Energy esperaban el miércoles que, con la entrada al sistema de unidades en varias centrales en el sur, como Costa Sur y Aguirre, a partir del miércoles fuera posible restablecer el servicio eléctrico a cientos de miles de clientes que permanecen sin energía desde el paso del huracán Fiona el domingo.

Específicamente, el director de Proyectos Renovables de LUMA, Daniel Hernández, señaló que, tras la reparación de varias líneas de transmisión clave, incluyendo la que transcurre desde Costa Sur a Arecibo, se añadirían entre anoche y hoy otros 1,000 megavatios (MW) de capacidad generatriz al sistema, que se sumarían a los 740 MW con los que la red contaba ayer. Aunque 1,740 MW representan cerca de dos terceras partes de los 2,300 a 2,400 MW de demanda típica, Hernández advirtió que eso no debía entenderse como proporcional a la cantidad de abonados que tendrían el servicio.

“No se debe calcular así porque tenemos que ir energizando cada uno de los componentes de forma individual. Esa es la forma más segura de hacer porque, cuando el componente falla –líneas, transformadores o subestaciones–, tenemos que estar seguros que el resto del sistema no vaya a colapsar, que es lo que ocurre cuando estás levantando el sistema de un apagón general”, dijo.

“Ya en los próximos dos días (jueves y viernes), vamos a estar en mucha mejor posición para seguir conectando las cargas críticas pendientes, nos quedan hospitales, bombas de acueductos sin servicio y otras infraestructuras críticas, y con ello las cargas de clientes conectados a subestaciones que físicamente no se ve ningún tipo de daño”, agregó Hernández, un exdirector de Generación de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Hasta las 7:00 p.m. del miércoles, apenas el 27% o 395,206 clientes tenían energía en sus hogares o comercios, según datos de LUMA. El dato implicaba que casi 1.1 millones de abonados carecían del servicio, a más de tres días de que se sintieron las peores lluvias y vientos del huracán Fiona.

En una rueda de prensa que ofreció en horas de la mañana, el gobernador Pedro Pierluisi reiteró su expectativa de que en “gran parte” del país se hubiera restaurado el servicio ayer.

“Particularmente, en el sur de Puerto Rico, hay daños significativos en la red eléctrica. En esos pueblos, va a tomar tiempo. Lo que dije ayer (martes), y reitero, es que quiero que gran parte de los abonados a nivel de toda la isla tenga su servicio en el día de hoy (mércoles)”, indicó Pierluisi. El martes, la proporción de abonados con servicio rondaba el 20%.

El representante del consumidor en la Junta de Gobierno de la AEE, Tomás Torres Placa, denunció ayer que LUMA, como operador de la transmisión y distribución, no estaba ofreciendo información clara sobre el estado de la red y las áreas que requerían ser atendidas para poder energizar la mayoría del país.

“Qué líneas habían sido averiadas, qué sistemas de transmisión y distribución habían sido averiados y el tiempo de restauración… A cerca ya de 48 horas del evento, no hay información clara por parte del operador”, dijo Torres Placa, quien atribuyó la situación a las pocas facultades de supervisión incluidas en el contrato bajo el que se desempeña LUMA, que, a su vez, se sustenta en una política pública “detrimental para todas las partes”.

Hernández, en entrevista con este diario, recalcó que la clave para devolver el servicio de manera estable a la mayoría de los clientes será lograr interconectar las seis plantas principales de la red: Palo Seco, San Juan, EcoEléctrica, Aguirre, Costa Sur y AES Puerto Rico.

Entre ellas, figuran líneas que van de Costa Sur a Aguirre, Aguirre a Yabucoa, AES a Yabucoa, Costa Sur a Mayagüez y Costa Sur a Manatí. “Estamos muy cerca de cerrar el ‘loop’ de las plantas principales. Esa es la zapata del sistema”, dijo Hernández.

El miércoles, el director ejecutivo de la AEE, Josué Colón, no estuvo disponible para entrevista, pero en la conferencia de prensa temprano en el día sostuvo que la corporación pública y LUMA estaban trabajando de forma coordinada en la reenergización de líneas.

A nivel de la infraestructura de distribución, Hernández indicó que hay tres subestaciones –en Hormigueros, Dorado y Aguadilla– que permanecen bajo agua tras el huracán, así como postes caídos y alambres en el suelo “en toda la costa sur”.

A preguntas de este medio, ni Hernández ni el gerente de Seguridad Pública de LUMA, Abner Gómez, quien ha servido como el principal portavoz de la empresa en pasadas semanas, se aventuraron a pronosticar cuándo sería posible restaurar la energía en las zonas más afectadas del país. Los daños provocados por Fiona se concentraron en el litoral sur.

En la conferencia de prensa, Gómez afirmó que sus expresiones previas de que “gran parte” de la población tendría electricidad en el corto plazo se refería a la “mitad norte” de la isla, donde se estima vive el 60% de los clientes.

“Estamos siendo cautelosos con mencionar fechas. Ese momento va a llegar de forma responsable porque hay situaciones que están pasando en el camino en el proceso de reparación y evaluación”, dijo Gómez en la entrevista telefónica junto a Hernández.

De otra parte, ante las expresiones del alcalde bayamonés, Ramón Luis Rivera, de que si LUMA no energizaba el pueblo antes del sábado activaría las brigadas que trabajaron luego del huracán María, Hernández afirmó que se comunicarían con el ejecutivo municipal para detallarle el plan de trabajo de la empresa.

En horas de la tarde del miércoles, el presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego, Ángel Figueroa Jaramillo, afirmó que el jefe de los pilotos de los helicópteros de LUMA había renunciado. En la conferencia de la mañana, Gómez y Hernández no respondieron directamente a preguntas al respecto.

Mientras, los congresistas de origen puertorriqueño Ritchie Torres y Nydia Velázquez instaron este miércoles al gobierno federal a supervisar más de cerca la reconstrucción del sistema eléctrico.

El reportero José A. Delgado colaboró en esta historia.

💬Ver comentarios