Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Pedro Pierluisi en un momento de su conferencia de prensa en La Fortaleza.
Pedro Pierluisi en un momento de su conferencia de prensa en La Fortaleza. (Luis Alcalá Del Olmo)

En su primera aparición pública como gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, dejó claro esta noche que ocupa el cargo de forma legítima, pero que si el Senado no lo confirma en su posición la semana que viene, dejará la silla de primer ejecutivo a Wanda Vázquez, quien es la próxima en la línea de sucesión.

Justo al filo de las cinco de la tarde, Pierluisi juró como el decimotercer primer ejecutivo a pesar de reconocer que existe una controversia constitucional acerca del proceso de sucesión en caso de una vacante en la gobernación, pero aseguró que su decisión no constituye un "golpe de estado".

De igual forma, dijo estar conciente que su mandato puede ser efímero, pues dependería de la decisión que en cuestión de días, tome el Senado.

En su primera comparecencia ante los medios de comunicación en calidad de gobernador, Pierluisi dijo que “el pueblo puede estar tranquilo de que su gobierno está en buenas manos” y que ahora que funge como gobernador, ya no será necesario acudir a la vista de confirmación que el Senado tenía programada para el próximo lunes, pero que ya fue cancelada.

En su lugar, en “un acto de deferencia” a la Cámara alta, Pierluisi dijo que si la semana que viene el Senado no le ratifica como gobernador, dejará el cargo y la secretaria de Justicia tomará la gobernación.

"Si el Senado me ratifica, seré gobernador hasta el 2020. Si el Senado no me ratifica, seré gobernador hasta el próximo miércoles", dijo Pierluisi desde el Salón de los Espejos en La Fortaleza.

A solo minutos de las expresiones de Pierluisi, el Senado anunció que adelantaría su sesión para el próximo lunes, 5 de agosto, a las 3:00 de la tarde.

“Me mantuve en comunicación con la secretaria de Justicia y con el gobernador, y luego de esas comunicaciones fue que básicamente tomo la decisión de jurar al cargo… Sí, yo tomo la decisión. Yo tomo la decisión, a base de la situación legal que tenemos, pero la secretaria de Justicia estuvo debidamente notificada, hubo comunicación entre ambos y, de igual manera, con el pasado gobernador”, dijo Pierluisi al indicar que no informó que juraría al cargo de gobernador durante la vista de confirmación en la Cámara de Representantes porque en ese momento no había tomado la decisión.

“No hubo objeción a mi decisión”, sostuvo Pierluisi en referencia a Vázquez Garced.

Flanqueado por los representantes de su partido, José Aponte, Georgie Navarro y Joel Franqui, y en una Fortaleza esencialmente desierta, Pierluisi sostuvo que decidió jurar como gobernador porque Puerto Rico no puede quedarse sin gobernador ni por un minuto.

Pierluisi, de 60 años, explicó que fue la jueza Luisa Colón, del Tribunal Apelativo, quien le tomó el juramentó en la residencia de su hermana, Caridad Pierluisi, a las "cinco y un segundo" de la tarde. El exsecretario de Justicia y ex comisionado residente en Washington por el Partido Nuevo Progresista, expresó que asumía el cargo con el "mayor respeto al pueblo y sistema de gobierno". 

El también expresidente del PNP, expresó que este sábado se reunirá con todo el gabinete del Gobierno para discutir la agenda y estado de proyectos por agencia. Del mismo modo, señaló que el domingo se reunirá con el equipo fiscal y económico del Gobierno.

Latente la controversia constitucional

Sobre la vista de confirmación y votación en el Senado al cargo de secretario de Estado, Pierluisi dejó claro que al juramentar como gobernador ya no es un nominado a la posición que sometió Rosselló ante los cuerpos legislativos el pasado miércoles. Más temprano hoy, la Cámara de Representantes lo ratificó como secretario de Estado con un mínimo de 26 votos.

“Ya no soy secretario de Estado. Como hay (diferentes) interpretaciones legales, la situación se resuelve si el Senado se expresa a favor o en contra de si procede esta juramentación o no para evitar controversias legales innecesarias”, declaró.

Según su interpretación, al Senado le toca ratificar su permanencia en el puesto como gobernador, pero no su confirmación como secretario de Estado. Expresó que quisiera evitar que esta controversia llegue hasta los tribunales.

Wanda Vázquez es la secretaria de Justicia y tras la renuncia de Ricardo Rosselló Nevares efectiva hoy a las 5:00 de la tarde, varios abogados expertos en la Constitución establecieron que debía ser la persona que juramentara como gobernadora y no Pierluisi.

De igual forma, como parte de las preguntas en la rueda de prensa, el nuevo gobernador no fue categórico cuando se le preguntó si Rosselló le pidió un "indulto" en caso de que sea acusado de algún delito a nivel estatal. Pierluisi señaló que era un escenario "hipotético" sobre el que no iba a opinar.

El renunciante gobernador dejó su cargo en medio de escándalos de corrupción y luego de que el pasado 13 de julio se conocieron 889 páginas de un polémico chat en la aplicación Telegram en el que junto a 11 de sus colaboradores más íntimos, discutían asuntos de política pública y partidistas, y en el que se ordenaba dañar la reputación y perseguir a políticos de la oposición, así como a funcionarios federales. En los mensajes abundaban las burlas e insultos machistas y homofóbicos, y comentarios insensibles y mofas sobre la muerte de figuras como Carlos Gallisá y Marta Font, al igual que sobre la crisis del manejo de cuerpos en Ciencias Forenses. En este chat, determinaron tres juristas comisionados por la Cámara, se constituían potenciales delitos.