Noticia
Basado en hechos que el periodista haya observado y verificado de primera mano, o en información verificada que proviene de fuentes bien informadas.
¿Qué ocurre cuando el cuerpo es alcanzado por un rayo?

Los CDC estiman que aproximadamente un tercio de las lesiones por rayos se producen en interiores. Aquí algunas recomendaciones para mantenerte seguro

29 de mayo de 2024 - 11:15 AM

La torrencial lluvia con tormentas eléctricas que duró tres horas.
Los CDC exhortan a los ciudadanos a estar atentos a las señales.

Aunque expertos aseguran que las probabilidades de que un rayo caiga sobre una persona son mínimas, algunos factores lo pueden poner en mayor riesgo, como sucedió el pasado lunes cuando tres menores resultaron afectados en el área de la arena de la pocita de Montones, en Isabela.

Por tal razón, repasamos las disposiciones contenidas en la guía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), para mantenerse a salvo y reducir el riesgo de que le caiga un rayo mientras esté dentro de una estructura o en exteriores.

Según datos de la corporación EcoExploratorio, “las tronadas forman descargas eléctricas o rayos; una chispa gigante que ocurre cuando la tronada está en su etapa madura con un potencial eléctrico de más de 100 millones de voltios y una intensidad de 20,000 amperes y proviene de la polarización que se produce entre las moléculas de agua de una nube”.

¿Qué pasa cuando una persona es impactada por un rayo?

El doctor José O. Rivera, emergenciólogo del Hospital Menonita Cayey, Guayama y Humacao, señaló que la mayoría de los casos de impactos por rayo, no ocurren de manera directa a la persona.

¿Qué realmente ocurre en el cuerpo cuando recibe un impacto como este? El galeno expresó que al ser un mecanismo de corriente, lo que daña principalmente son los nervios, la sangre, los músculos y la piel.

“La causa más común de muerte es arresto cardiopulmonar o un arresto cardíaco, que es lo que ocurre cuando el impacto es directo. Por suerte, el impacto directo ocurre solamente en aproximadamente un 5% de los casos. La otra mayoría de las veces, aunque uno puede ver las imágenes como si el rayo le cayera a la persona, el impacto es al lado, y eso se sabe según los efectos causados y la sobrevivencia que tenga la persona”, informó a El Nuevo Día.

La zona más propensa para que ocurran estos incidentes es el sureste de Estados Unidos, que tiene mayor riesgo de tormentas eléctricas.

Mientras, el galeno explicó cómo podemos atender una emergencia por el impacto de un rayo.

“Hay un sistema de selección y clasificación de pacientes en los servicios de urgencia, lo que se llama el “triage” o el cernimiento de trauma, que quiere decir que cuando hay un evento de múltiples víctimas, uno usualmente atiende a la víctima que responde y no se atiende al que no responde, al darse por sentado que esa persona falleció. En cambio, en el caso de las víctimas de un rayo, un ‘lightning injuries’, uno lo hace al revés. Uno va a ir primero sobre esa víctima que no responde porque usualmente lo que tiene es eso mismo, un arresto cardiopulmonar. Con CPR (reanimación cardiopulmonar) y atención rápida podemos rescatarlo”, señaló.

Luego de despertar de los daños causados por un impacto de rayo, el emergenciólogo señala que el 90% de las víctimas van a presentar quemaduras superficiales. Además, puede presentar daños a nivel nervioso muscular y la sangre, que son las áreas que menos resistencia tienen a la corriente, en este caso, a la descarga de un rayo.

“Va a tener la posibilidad de que tengan daño neurológico en algunas áreas. Las víctimas pueden ir progresando caso a caso, dependiendo el área donde fue afectada, si fue directo el impacto o no, y otros factores como la edad, condición previa. Por eso es caso a caso, porque a lo mejor lo que una persona tuvo daño en una mano, mientras que otra puede que tenga afectada toda la pierna o las extremidades inferiores, por ejemplo. El manejo es expresamente basado en lo que tiene afectado a cada paciente”, destacó el doctor Rivera.

¿Qué recomiendan los CDC?

Por su parle, los CDC recomiendan que “si la persona respira con normalidad, busca otras posibles lesiones. Los rayos pueden causar quemaduras, conmociones y, a veces, traumatismos contusos. Trata cada una de estas lesiones con primeros auxilios básicos hasta que llegue la ayuda”, recomiendan los CDC.

Si la persona no respira, la agencia recomienda que se empiece inmediatamente a darle respiración boca a boca. “Si no tiene pulso, inicie también las compresiones torácicas (RCP). Continúe la reanimación hasta que llegue la ayuda”, puntualizó la agencia.

En un reportaje publicado por AccuWeather, que ofrece pronósticos locales e internacionales, se destaca que ser alcanzado por un rayo puede tener un “profundo efecto” en el cuerpo, “pero de formas distintas a las que se piensa”.

El reportaje cita declaraciones del doctor David Claypool, de la Mayo Clinic en Rochester, Minnesota. “Al cuerpo le ocurren muchas cosas (cuando le cae un rayo). Depende mucho de cómo te caiga”, afirmó el doctor. “Lo que ocurre depende de la fuerza que recibas, ya sea directa o indirecta”, dijo.

Añadió que la vista o el oído pueden verse afectados negativamente por el fuerte estruendo del trueno y el brillante destello del rayo, por lo que una persona puede quedar temporalmente ciega o romperse un tímpano. Además, el corazón podría sufrir un paro cardíaco.

Enfatizó que si una persona no reacciona tras ser alcanzada por un rayo, es urgente que reciba reanimación cardiopulmonar de inmediato. Según el doctor, el rayo puede provocar un paro respiratorio, y la persona impactada puede sufrir una lesión relacionada con el oxígeno por no respirar.

“Así que aunque no te lesione directamente, puede tener efectos a largo plazo por esas lesiones”, puntualizó en el reportaje.

Recomendaciones sobre primeros auxilios

De acuerdo con los CDC, prestar primeros auxilios a una persona que ha sido alcanzada por un rayo mientras espera atención médica profesional puede salvarle la vida. “Es seguro tocar a las personas que han sido alcanzadas por un rayo. No llevan carga eléctrica”, enfatizan.

La agencia detalla cuatro pasos para ayudar a salvar la vida de una persona que haya sido alcanzada por un rayo. “Pida ayuda, llame inmediatamente al 911, ya que es seguro utilizar un teléfono móvil o inalámbrico durante una tormenta e indique dónde se encuentra y facilite información sobre la persona”, recomiendan.

Al pedir ayuda, hay varios aspectos a tener en cuenta: “¿Cuántas personas han sido alcanzadas? ¿Dónde han sido alcanzadas? ¿Continúa la tormenta?”. “Evalúe la situación. La seguridad es prioritaria. Tenga en cuenta el peligro continuo de los rayos tanto para la persona alcanzada como para el socorrista”, destaca la agencia en su guía.

Asimismo, la agencia establece que es importante que compruebe si la persona respira y tiene pulso. Añade que los mejores lugares para comprobar el pulso son la arteria carótida en el cuello y la arteria femoral en la ingle.

En el interior

“Aunque su casa sea un refugio seguro durante una tormenta eléctrica, puede correr peligro. Aproximadamente un tercio de las lesiones por rayos se producen en interiores”, destacan los CDC en su plataforma digital donde está publicada la guía con los consejos a seguir.

Una de las primeras recomendaciones que hace la agencia de salud pública es que evite el contacto con el agua. “No se bañe, duche, lave los platos ni tenga ningún otro contacto con el agua durante una tormenta, ya que los rayos pueden atravesar las tuberías de un edificio”, establecen los CDC.

Los CDC mencionan que el riesgo de que un rayo atraviese las tuberías puede ser menor con las tuberías de plástico que con las de metal. Sin embargo, enfatizan que “es mejor evitar cualquier contacto con las tuberías y el agua corriente durante una tormenta eléctrica”.

Adicional a esto, los CDC instan a que no toquen los equipos electrónicos, ya que los rayos pueden atravesar los mismos. “No utilice nada que esté conectado a una toma de corriente eléctrica, como ordenadores, portátiles, sistemas de juegos, lavadoras, secadoras o estufas”, agregó.

Tronadas y “rayos frecuentes” impactan a Puerto Rico: la advertencia que debes conocer

Tronadas y “rayos frecuentes” impactan a Puerto Rico: la advertencia que debes conocer

Y “no se exponga por mucho tiempo al exterior” debido a una nueva ola de intenso calor

También, es importante que se eviten las ventanas y las puertas mientras estén ocurriendo tormentas eléctricas. “No se tumbe en suelos de hormigón ni se apoye en paredes de hormigón durante una tormenta. Los rayos pueden atravesar cables o barras metálicas”, enfatizó.

A estas recomendaciones se suma, el no utilizar teléfonos con cables durante una tormenta, según la agencia, la cual además insta a los ciudadanos a que protejan a sus mascotas. “Eviten que tengan collares, correas o arneses metálicos y sustitúyalos por otros de plástico”, dijo.

En el exterior

Aunque ningún lugar al aire libre es seguro durante una tormenta, los CDC destacan que las personas pueden minimizar el riesgo evaluando la amenaza de rayo con antelación y tomando las medidas adecuadas. “La mejor defensa es evitar los rayos”, precisó la agencia.

A estos fines, los CDC brindan algunos consejos de seguridad en exteriores que pueden ayudar a las personas a evitar ser alcanzado por un rayo.

“Esté alerta. Consulte la previsión. Las tormentas con rayos en las montañas se producen con mayor frecuencia durante los meses de verano, a última hora de la tarde o por la noche. Consulte la previsión meteorológica antes de realizar actividades al aire libre”, agregó la agencia.

Si el pronóstico del tiempo anuncia tormentas, la agencia recomienda que se posponga su viaje o actividad, o que se asegure de que dispone de un refugio seguro adecuado. “Antes de ir a la playa o a cualquier actividad acuática, como una excursión en barco, consulte la previsión meteorológica para saber qué le espera durante el día. Si se prevén tormentas, planifique la salida para otro día”, enfatizaron.

Estas condiciones del tiempo provocaron rayo que impactó a menores en playa de Isabela

Estas condiciones del tiempo provocaron rayo que impactó a menores en playa de Isabela

"Usted escucha el estruendo, usted tiene que buscar un lugar seguro", advirtió la meteoróloga Deborah Martorell.

Mayor atención si está en la playa

Además, la agencia indicó que es importante que los ciudadanos presten especial atención a las tormentas en desarrollo si está en la playa o navegando. “Es fundamental escuchar la información meteorológica cuando se está en la playa o navegando”, señala la agencia.

“Observe y escuche la actividad tormentosa distante. Esté atento a los relámpagos distantes y escuche los truenos distantes. Es posible que oiga un trueno antes de ver un relámpago en un día luminoso. Si oye truenos o ve relámpagos, busque refugio lejos del agua”, mencionó los CDC.

Haciendo énfasis en la frase “Cuando rujan los truenos, métete dentro”, la agencia de salud enfatiza que es importante que busque un refugio seguro y cerrado “cuando oigas un trueno” porque, “aunque veas el cielo azul, podrías estar en peligro”.

“No reanudes las actividades al aire libre hasta pasados al menos 30 minutos de la tormenta. El principio y el final de una tormenta son los momentos más peligrosos. Si oye truenos mientras está en la playa, busque un refugio seguro y cerrado, como su coche. No busque refugio bajo los merenderos de la playa”, enfatizaron los CDC.

En ese contexto, según la agencia, es importante que evite espacios abiertos, vehículos o estructuras. “Manténgase alejado de espacios abiertos como campos de golf, parques, patios de recreo, estanques, lagos, piscinas y playas, y evite vehículos abiertos como descapotables, motocicletas y carritos de golf”, agregó la agencia.

Popular en la Comunidad


Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: