Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Marcos José Liendo (derecha), junto a su padre, albergaron a decenas de vecinos cuando las aguas de la represa La Plata inundaron el pueblo de Toa Baja.
Marcos José Liendo (derecha), junto a su padre, albergaron a decenas de vecinos cuando las aguas de la represa La Plata inundaron el pueblo de Toa Baja. (Archivo)

Toa Baja - Marcos Liendo llegó a Levittown en agosto junto a su esposa a visitar a sus dos hijos. Pero el paso inminente del huracán María no le permitió regresar a su natal Venezuela, según previsto.

💬Ver comentarios