La interpretación de la UGT es que en la categoría de técnicos de salud se debe incluir a los auxiliares de laboratorio, técnicos de farmacia, radiología, ortopedia, terapia respiratoria, así como técnicos quirúrgicos, clínicos y de suministros estériles.
La interpretación de la UGT es que en la categoría de técnicos de salud se debe incluir a los auxiliares de laboratorio, técnicos de farmacia, radiología, ortopedia, terapia respiratoria, así como técnicos quirúrgicos, clínicos y de suministros estériles.

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

Decenas de trabajadores de la salud, que laboran en los hospitales y agencias públicas, se manifestaron hoy, miércoles, para exigir el incentivo de $2,500 que la administración de Wanda Vázquez Garced le prometió a los técnicos de la salud por su labor durante la pandemia de COVID-19.

La Unión General de Trabajadores (UGT) dio a conocer, mediante comunicado de prensa, que la manifestación ocurrió frente a la oficina del secretario de Salud, Lorenzo González Feliciano, a dos meses desde que la gobernadora anunció que otorgaría estos incentivos.

Hay mucha molestia de forma general, dado a que la gobernadora anunció unos incentivos para técnicos de salud… nadie ha recibido nada. El 30 de abril, los enfermeros de Asem [Administración de Servicios Médicos] recibieron $4,000, pero después de eso nadie ha recibido nada. En esta emergencia, todos los que trabajamos en hospitales estamos igual de expuestos. Todos merecemos el incentivo a raíz de esta pandemia”, expresó Ada Quiñones, delegada sindical en el Centro Médico de Río Piedras, en entrevista con El Nuevo Día.

La interpretación de la UGT es que en la categoría de técnicos de salud se debe incluir a los auxiliares de laboratorio, técnicos de farmacia, radiología, ortopedia, terapia respiratoria, así como técnicos quirúrgicos, clínicos y de suministros estériles.

“Estamos reclamando que bajo técnico de salud se definan todos esos puestos”, mencionó Quiñones, quien es técnica de farmacia desde hace 24 años.

El gobierno había destinado $1.5 millones para incentivar hasta 600 técnicos de salud, según el informe sometido por la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf) a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), que controla las finanzas del país. Además, $23 millones serían para el personal de enfermería del sector público, $73 millones para el personal del sector privado y $22.6 millones para quienes trabajan por servicios profesionales.

Vázquez Garced anunció el 19 de mayo, que su administración había desembolsado $6.5 millones en incentivos de $4,000 para el personal de enfermería del sector público. Esto representa apenas el 18.3% del total de $119 millones comprometidos para 29,650 enfermeros, según el informe de la Aafaf.  

Quiñones observó que el desembolso del incentivo para los técnicos de salud ayudaría a sufragar los gastos que han tenido durante la pandemia, ya sea por la compra de equipo de protección o alimentos para abastecer a sus familiares.

“Cuando es para la compra de pruebas fatulas, rápido se abre el grifo del dinero, pero cuando es para el trabajador todo es a cuentagotas, a pesar de que se ha demostrado en esta pandemia que ofrecemos un servicio esencial”, añadió.

El personal del sindicato no pudo especificar, mediante sus portavoces, cuántos de los 800 empleados de Asem son técnicos o auxiliares.

Entre los manifestantes, habían trabajadores de salud del Hospital Universitario de Adultos, Hospital Pediátrico, Hospital Cardiovascular, Hospital Regional de Bayamón, Hospital Oncológico, la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (Assmca), Asem y el Departamento de Salud.

Los directivos de la UGT han estado solicitando también a la gobernadora y el titular de Salud que incluyan al personal de escolta, lavandería, mantenimiento y disposición de desperdicios sólidos de estos hospitales en las bonificaciones.  “Debe ser incluido en los incentivos porque han estado igual de expuestos al contagio de coronavirus que el demás personal que labora en los hospitales”, denunció el presidente Gerson Guzmán, luego de enviar comunicaciones con ese reclamo a La Fortaleza y el Departamento de Salud.