Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Ahed Tamimi (centro) es acompañada a un juzgado por soldados israelíes en Jerusalén (AP /Mahmoud Illean).

Nabi Saleh, Cisjordania -  El juicio a Ahed Tamimi, la nueva heroína palestina de 17 años, comenzó este martes ante la mirada expectante de organismos internacionales y referentes políticos del conflicto palestino-israelí. 

La menor está siendo juzgada por un tribunal militar israelí por abofetear a dos soldados de las fuerzas armadas de Israel, en un episodio que los palestinos consideran un reflejo de su batalla de David contra Goliat, pero que los israelíes ven como una provocación planificada que tenía por fin hacer quedar mal a sus militares.

El hecho de que Israel esté tratando de aplicar todo el peso de la ley sobre Tamimi, una de unos 300 menores palestinos detenidos en cárceles israelíes, y la sorprendente revelación de un funcionario israelí de que una vez se investigó si el cabello rubio y los ojos azules de la muchacha eran de una familia palestina “verdadera”, le agregan interés al caso.

La muchacha de cabello rizado, que cumplió 17 años en la cárcel el mes pasado, se ha transformado en un nuevo símbolo de la batalla entre palestinos e israelíes para ganarse la opinión pública internacional.

Tamimi, protagonista de un vídeo en el que aparece abofeteando a un uniformado en el patio de su casa y que fue detenida cuatro días después de hacerse virales las imágenes, compareció sonriente ante la corte, situada en la cárcel de Ófer, en la localidad palestina de Beitunia, en Cisjordania ocupada.

A su entrada en la sala se produjo un revuelo, ya que los soldados que la escoltaban estaban tirando de ella de las esposas y la joven se quejó de que la estaban haciendo daño.

La pequeña sala estaba repleta de periodistas internacionales y locales, así como de representantes diplomáticos en Jerusalén y Ramala, especialmente europeos, que siguen de cerca el juicio a la menor.

Pero al comienzo de la vista, las autoridades expulsaron a los periodistas, argumentando que habían hecho preguntas a la acusada, pese a no estar autorizados a ello.

Luego, les volvieron a dejar entrar, pero finalmente tanto los medios como los diplomáticos fueron expulsados de la sala.

Los familiares de Tamimi acudieron a la vista y se les permitió sentarse en los bancos del fondo, los más alejados de la joven, que les sonreía y trataba de comunicarse con ellos desde el banquillo de los acusados.

La abogada de Tamimi, Gaby Lasky, señaló  que la ocupación israelí "es ilegal" y que por tanto "un tribunal militar de ocupación" no puede juzgar legítimamente a su cliente.

La ONG Amnistía Internacional pidió a Israel "liberar de inmediato a la activista adolescente Ahed Tamimi, cuya detención continua es un intento desesperado de intimidar a los niños palestinos que se atreven a resistir la represión de las fuerzas de ocupación".

"Ahed, una chica desarmada, no representaba ninguna amenaza durante el altercado con los dos soldados israelíes, fuertemente armados y con atuendo de protección", considera la organización.

Este martes también comparecerán ante la corte militar la madre de la joven, Nariman Tamimi, acusada de cinco cargos, entre ellos el de atacar junto a su hija a oficiales y soldados israelíes, y una prima de 21 años, Nour Tamimi, en libertad bajo fianza.

La familia Tamimi es conocida por su activismo contra los asentamientos cerca de la localidad cisjordana de Nabi Saleh y la joven, con su característica melena rubia -escasa en la región- se ha convertido en un icono y protagonizado decenas de fotografías en medios internacionales por su lucha contra la ocupación israelí. 

Su padre Bassem inició el mes pasado una campaña mundial a través de Avaaz.org, una organización civil global fundada en enero de 2007 que promueve el activismo ciudadano, para que sea liberada antes del juicio. 

Sin embargo, los casi 2 millones de adherentes al pedido ni su denuncia de que más de 12,000 niños palestinos han sido arrestados desde el año 2000 pudieron evitar que su hija tuviera que presentarse ante el tribunal israelí.

Desde que Trump hizo la declaración de reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel, 23 palestinos han muerto en enfrentamientos con el ejército israelí. En el mismo periodo dos israelíes han muerto en los incidentes.


💬Ver 0 comentarios