Los trabajadores del hospital y los agentes de policía se unen después en un minuto de silencio en todo el país para recordar al personal médico. (AP)

Londres — El Reino Unido guardó un minuto de silencio el martes en honor a todos los trabajadores de primera línea, desde médicos hasta conductores de autobuses, que murieron por COVID-19, mientras las cifras oficiales muestran un nuevo máximo semanal en el número total de muertes en Inglaterra y Gales.

A las 11 de la mañana, el primer ministro Boris Johnson y otros líderes políticos se unieron al personal de hospitales y de las casas de ancianos para guardar un momento de silencio.

Las redes de metro y autobús de Londres se detuvieron por un momento, y la Abadía de Westminster reconoció el “sacrificio de los trabajadores de la salud que han perdido la vida al servicio de los demás”.

El lunes, el secretario de Salud, Matt Hancock, dijo que 82 trabajadores del Servicio Nacional de Salud y 16 empleados de atención social han muerto hasta el momento. Otros trabajadores, incluidos varios conductores de autobuses en Londres, también murieron después de dar positivo por COVID-19.

El homenaje ocurrió mientras el número de muertes registradas en Inglaterra y Gales en la semana que terminó el 17 de abril fue aproximadamente el doble de la cantidad habitual, un claro indicador de la escala del costo humano de la epidemia de COVID-19.

La Oficina Nacional de Estadísticas precisó que un total de 22,351 personas en Inglaterra y Gales murieron en dicha semana, la cifra más alta desde que comenzaron los registros comparables en 1993. El total fue de 11,854 personas más que el promedio móvil de cinco años.

En su análisis de los certificados de defunción, que tardan más en compilarse que el registro de defunciones en los hospitales, la agencia de estadísticas dijo que el coronavirus fue mencionado como una de las causas de muerte en 8,758 casos, casi el 40% del total.

Agregó que hasta el 17 de abril se habían registrado 4,316 muertes relacionadas con COVID-19 fuera de los hospitales, de las cuales 3,096 ocurrieron en residencias para ancianos. La cifra de muertes en hospitales durante el período fue de 14,796.

Las cifras diarias presentadas por el gobierno sólo muestran el número de personas que mueren en los hospitales del Reino Unido, incluyendo Escocia e Irlanda del Norte. Hasta el lunes, 21,092 personas habían muerto en hospitales del Reino Unido.


💬Ver 0 comentarios