Jhon Jairo Velásquez Vásquez llevaba más de un mes hospitalizado en Colombia por el cáncer que padecía. (comuniQue END)

Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias "Popeye", exsicario del cartel de Medellín, falleció este jueves en una clínica de Bogotá, tras padecer un agresivo cáncer.

Velásquez, de 57 años, se entregó a las autoridades en 1992 y confesó 300 asesinatos cometidos directamente por él y al menos otros 3,000 en los que tuvo una participación. Desde mayo de 2018 fue recapturado y permaneció en prisión vinculado a nuevos procesos por concierto para delinquir, extorsión y amenazas, entre otros, investigaciones que deberán ser cerradas dado su fallecimiento.

En agosto de 2014, tras 23 años tras las rejas, "Popeye" quedó en libertad condicional pero solo alcanzó a disfrutar de ese beneficio hasta mayo de 2018, cuando fue recapturados por las autoridades.

Desde ese momento estuvo con medida de aseguramiento preventiva, primero en La Tramacúa, cárcel de máxima seguridad de Valledupar, y desde el pasado 23 de diciembre, en la cárcel La Picota, de Bogotá.

En su contra hay un proceso por extorsión y concierto para delinquir vinculado a supuestas exigencias que estaba haciendo a algunas familias de Antioquia para que pusieran a su nombre propiedades que supuestamente en el pasado habían sido adquiridas con dinero de actividades ilegales.

Según las investigaciones, en enero de 2016, "Popeye" acordó con Diego García y Juan José extorsionar a un ciudadano y a su madre por un monto de $55,000 y recibió a cambio un vehículo.

Por esos hechos, el 25 de mayo del 2018 le imputaron los delitos de extorsión agravada y concierto para delinquir.

Y un día después la Fiscalía le imputó hostigamiento agravado, amenaza, instigación para delinquir y obstrucción a la justicia por ocultar elementos materiales probatorios, esto por reiterados trinos hechos desde su cuenta de Twitter hacia diferentes seguidores ‘petristas’, que fueron considerados en su momento por la juez de control de garantías como amenazas, calumnias e injurias que “buscan atemorizar a personas con ideologías políticas diferentes, poniendo en peligro la seguridad pública”.

En estas imputaciones, en mayo de 2018, '"Popeye" no aceptó ninguno de los cargos en su contra'.

De otro lado, en mayo del 2019 a Velásquez le impusieron una nueva medida de aseguramiento por su presunta responsabilidad en el homicidio del director del diario El Espectador, Guillermo Cano Isaza ocurrido el 17 de diciembre de 1986.

Según la Fiscalía, hay indicios de que 'Popeye' habría participado en una reunión con Pablo Escobar y otros cabecillas del cartel de Medellín en la que se concentraron en en plan para atentar contra Cano y definieron la forma y quiénes ejecutarían el crimen. En este caso Velásquez está vinculado como coautor de homicidio agravado.

A estas investigaciones se suma una que está en indagación por concierto para delinquir con fines de narcotráfico, en la cual un testigo lo vincula con movimientos de dinero de actividades ilegales en los Estados Unidos.


💬Ver 0 comentarios